Académicos de la Escuela de Periodismo cuentan su percepción sobre los 7 años de acreditación alcanzados

Como un reconocimiento a un proyecto académico riguroso y crítico recibieron los académicos de la Escuela de Periodismo la noticia de haber sido acreditados por 7 años. La Agencia encargada de realizar el proceso de evaluación fue Acreditacción y llega justo en el marco de los 20 años de trayectoria de la Escuela.

El profesor Claudio Elórtegui, Secretario Académico de la Escuela de Periodismo, afirmó que este reconocimiento es la consecuencia de un largo trabajo: “yo creo que significa un reconocimiento, una validación, una consecuencia de un trabajo que se ha venido desplegando durante largos años  en donde todos los actores involucrados en la comunidad de la Escuela de periodismo han ido madurando, han ido creciendo, han ido cohesionándose más en pos de un objetivo, de un proyecto formativo, que se ha ido revisitando también durante los últimos años. Creo que es la consecución, la coherencia de una serie de acciones que se han podido pensar, desarrollar y mejorar de manera muy estratégica, asumiendo también el papel, la empatía de todos los sectores que conviven dentro de lo que es la Escuela de Periodismo”.

Para el académico este resultado también implica un desafío respecto de una mejora continua y se refleja en la calidad de los egresados de la Escuela.

“Por tanto es un motivo de alegría, un motivo de orgullo, de afirmar que hay que trabajar más duramente, tenemos que autoexigirnos más y que esto recién comienza. Son 20 años de historia, pero 20 años se hacen cortos también y dentro de lo que uno puede decir: queda una cifra, quedan 7 años, bueno yo creo que viene a remarcar varias cosas, la calidad de una Escuela que está en regiones y que ahora tiene desafíos nacionales. Lo que yo siempre he dicho, que la mejor evidencia, más allá de cualquier aspecto técnico que pueda vincularse a la acreditación, está en sus egresado, en lo que están haciendo, en cómo hacen de Chile un mejor país todos los días, y cómo a través de sus acciones inspiran a otros”, explicó Elórtegui.

Por su parte, el profesor Pedro Santander y Jefe de Investigación de la Escuela afirmó que es una decisión justa: “a mí me parece que es una decisión justa, una decisión justa si es que uno se compara y nos comparamos con otras escuelas de periodismo del país y cómo han sido acreditadas. Creo que, con falencias y todo, el cuerpo docente, administrativo y los estudiantes de esta Escuela hacen un conjunto muy interesante, que a veces no se ve cuando uno está dentro, pero a mí me parece que es evidente. Es una Escuela que cultiva la democracia, permite la rigurosidad en el estudio, y también da la posibilidad de un ambiente académico y humano interesante y atractivo”.

Pilar Bruce, quien presidió la Comisión de Acreditación señaló que: “es una tremenda alegría para la Escuela y para la universidad también, yo creo que nos ubica además dentro de un número sumamente reducido de carreras de periodismo a nivel nacional que han obtenido la acreditación máxima y yo creo que eso, más allá de la felicidad y la alegría, es de toda justicia porque esta es una Escuela que en sus orígenes ha instalado un proyecto de formación de periodistas en términos de pregrado que ha sido muy serio y muy riguroso y que al mismo tiempo ha ido introduciendo cierta dimensión crítica respecto a la decisión de cómo se hace el periodismo, y cómo se abordan también las comunicaciones”.

Asimismo la académica destacó el trabajo bien realizado: “entonces creo que se juntan dos cosas, una sensación de alegría, de mucha satisfacción por el trabajo bien hecho, un trabajo en equipo en el que participaron todos los actores de la comunidad y de la Universidad. Por otro lado, también es una decisión que es justa y que responde a todo el esfuerzo  que se ha desarrollado en este, que es un proyecto que va a cumplir 20 años”.

Por su parte, la Profesora María Eugenia resaltó la importancia del apoyo de los ex alumnos que trabajan en los medios de comunicación: “es un logro muy importante y tiene que ver con  un trabajo de todo un equipo acá en la Escuela, los estudiantes, los administrativos, los profesores que trabajamos aquí y estoy muy contenta. También agradezco todo el apoyo  que nos brindó el nivel central, nuestra decana, nuestro Vicerrector Académico y también el Rector. Estoy muy contenta también con toda la gente de los Medios que también nos apoyó, de los ex alumnos, de los ex alumnos que hoy día trabajan en los medios de comunicación, en empresas y todos los empleadores que también confían en nosotros. Esto nos da pie también para ser cada día mejores y que no podemos quedarnos en esto, sino que tenemos que seguir trabajando firmes”.

Finalmente, el profesor Rodrigo Araya se refirió a la diferencia entre ambos procesos y el aprendizaje que significó el aprender a mostrar de mejor manera todo lo que se hace en la Escuela de Periodismo:

“Internamente los profesores, los funcionarios de la Escuela y también los alumnos, tenemos la sensación de que esta es una súper buena Escuela. Entonces  cuando esta sensación se ve además refrendada, confirmada por un juicio externo de pares evaluadores, yo creo que es una cuestión súper grata. En la Acreditación anterior desde mi perspectiva lo que pasó fue que la pregunta que nos hicimos  como equipo de profesores fue ¿qué pasa que no somos capaces de presentar lo que hacemos y, por lo tanto, el otro al no verlo piense que nuestra acreditación no debe ser mayor? Entonces, no es que hoy día  estemos súper confirmado en lo que hacemos y ayer estábamos poco confirmados, yo creo que siempre hemos estado igual de confirmados. La diferencia es que hoy nosotros fuimos capaces de mostrarle a los pares evaluadores qué es lo que hacemos”.

Informe de salida de los Pares Evaluadores

La comisión de pares evaluadores estuvo conformada por Carlos del Valle (Universidad de La Frontera), Sandra Pizarro y Ximena Póo (Universidad de Chile). Esta comisión visitó a la Escuela de Periodismo por 3 días y en una intensa agenda se entrevistaron con las autoridades de la PUCV, el plantel académico de la Escuela, los alumnos, ex alumnos, empleadores y funcionarios. Al terminar la visita emanaron un informe preliminar con sus impresiones respecto de la Escuela.

El informe de salida de los pares evaluadores destacó entre las fortalezas de la Escuela el tener un cuerpo académico y directivo con grados académicos adecuados a una Universidad compleja. Asimismo, “el perfil de egreso que “releva el “sentido estratégico” de la disciplina y la profesión como eje transversal que cruza un Plan de Estudios que hoy aparece ajustado a los requerimientos que académicos, estudiantes, egresados y empleadores demandaban en años anteriores”. La forma participativa en que se desarrolló el rediseño curricular, involucrando a todo el cuerpo académico, estudiantes, egresados y empleadores a través de consultas específicas canalizadas por una institucionalidad reconocida y valorada por los actores participantes del proceso.

Otros puntos que se enfatizaron en el informe fueron la infraestructura, equipamiento, recursos técnicos y bibliotecarios como aporte al buen funcionamiento de la carrera y su proyección, coherente con su plan de desarrollo. La política de vinculación con el medio que ha tenido “una mejora sustancial en los últimos tres años, referidos especialmente a indicadores de productividad en investigación, publicaciones disciplinarias y visibilización de trabajos de creación periodística de estudiantes”.  Y finalmente, la capacidad de autorregulación de la escuela  “comprometida con procesos rigurosos de trabajo crítico, mantenida en el tiempo y que se ha hecho cargo de las observaciones que la acreditación anterior presentó como desafíos”.

27 agosto, 2014

Comentarios

comments powered by Disqus