Navidad: ¿Noche de paz $ amor?

Hace pocos días salió a la luz pública el gasto que significó para la Presidencia de la República la adquisición del pesebre de tamaño natural con el que se adornó el Palacio de la Moneda para conmemorar estas festividades. La polémica para algunos se situó en el entredicho en el que quedaría la calidad de Estado laico del país, mientras que para otros el espíritu consumista se exacerbaría con este tipo de acciones.

Por José Ignacio Cuadra V.

Pesebre en La Moneda

El pesebre de tamaño natural que tuvo un valor de 15 millones de pesos no solo atrajo la mirada de los peatones al Palacio de la Moneda, sino que también una queja formal de la Sociedad Atea de Chile (Fusach), según consigna el portal Soychile.cl, por considerar el acto como una vulneración del Estado laico. Al respecto en un comunicado indicaron: “Nuestro malestar apunta al espíritu laico que debe imperar en el país, donde no se debe privilegiar un credo por sobre otros. Esto es lo que se transgrede con la instalación de un símbolo del cristianismo que deja fuera de toda representación a casi un 25% de la población que no profesa ni el catolicismo ni el protestantismo”.

Al respecto desde el Gobierno se defendieron indicando que esta es una acción que saldría mucho más barata que el ornato desplegado por la anterior administración, la cual gastó poco más de 7 millones de pesos tan solo el año pasado, en circunstancias que la idea es mantener este pesebre durante los 4 años que dure la presidencia de Michelle Bachelet, en la oportunidad el ministro vocero de Gobierno, Álvaro Elizalde, aprovechó de defender la pertinencia de este tipo de elementos en la casa del país.

“La libertad de culto consiste en que la gente pueda profesar su religión públicamente, de hecho acá en La Moneda hay una capilla donde se celebran ceremonias católicas y evangélicas permanentemente, la Presidenta participa de Hanukah, es decir, aquí efectivamente lo que hay es un clima de respeto. El Chile de todos es un Chile que reconoce en la diversidad uno de sus principales valores”, indicó el Ministro Elizalde.

Navidad mediatizada en el mercado

Desde la perspectiva económica del debate, si bien las cifras no coincidirían con las entregadas por revista Qué Pasa, la cual señala que en los años 2011 y 2013, la empresa MT Producciones se adjudicó la instalación de los pesebres en La Moneda, con costos de 5 y 14 millones, respectivamente, para muchos este tipo de gastos no resultaría ajeno ni al bombardeo publicitario, ni menos a la mediatización consumista de la festividad. Así lo deja entrever el periodista, y asesor en publicidad  Francisco Isla, docente de la asignatura de Comunicación Publicitaria del Postítulo en Comunicación Estratégica de la Escuela de Periodismo de la PUCV, quien indicaría que ni marcas, ni medios buscan promover en demasía los valores de esta festividad más allá del espíritu consumista.

Francisco Isla, académico del Postítulo en Comunicación Estratégica

Francisco Isla, académico del Postítulo en Comunicación Estratégica PUCV

“Pienso que de lo que se observa por televisión, medio masivo que sigue concentrando la mayor cantidad de inversión publicitaria, no se advierte respecto de la Navidad una especie de “mitigación”, frente al incentivo al consumo. Diciembre es un mes muy relevante para muchas categorías debido a las cifras en ventas que genera. La Publicidad es comunicación con fines comerciales y en ese eje su misión será atraer hacia marcas y sus propuestas comerciales”, indicó el profesor Isla.

En este punto Hans Kittsteiner, reconocido locutor radial de la región de Valparaíso, responsable de ser el portador del avisaje de la municipalidad de Viña del Mar, así como la voz de continuidad de la Radio de la Cámara de Diputados de Chile, reconoce que si bien en diciembre no aumenta en demasía su trabajo con respecto al resto del año, en este mes casi todo lo que debe grabar son mensajes con motivos navideños.

“Por suerte yo tengo bastante trabajo todo el año grabando avisos para radios comunales u empresas, pero te diría que en diciembre del 100% que grabo en el resto del año, más del 80% tiene que ver solo con la Navidad. De hecho, si voy más profundo en el análisis siento que los únicos que se preocupan de decirle a la gente que esto no es una fiesta comercial, sino que es una fiesta del espíritu son las radios, el comercio en general se preocupa solo de vender”.

Las cifras en este punto son contundentes, tal como lo deja entrever un informe elaborado por la Cámara de Comercio de Santiago donde se indica que diciembre es el mes más importante para el comercio en cuanto a participación en las ventas anuales, ya que representa cerca del 13% del total, lo que significa alrededor de un 60% más que el promedio de los otros meses del año, que se ubica en torno al 8%. El rubro que destaca es electrónica, cuyas ventas son poco más del 19% de las ventas anuales. También es relevante para vestuario, que equivale al 17% del total, sobresaliendo la ropa de hombre (18%) y vestuario infantil (18%); y para calzado, con el 15% del total.

Así las cosas, solo queda esperar ver cuál será el espíritu que con el que cada cual abordará esta instancia de paz y amor para con los suyos.

21 diciembre, 2014

Comentarios

comments powered by Disqus