Académica Periodismo PUCV reflexiona en torno al caso Dávalos

En las últimas semanas la agenda noticiosa nacional se ha visto sacudida por escándalos provenientes del mundo político, que han alcanzado incluso a la Presidencia en el llamado caso Dávalos. En aquel marco te presentamos las reflexiones de la periodista y docente de la asignatura Comunicación Estratégica del Magíster en Comunicación, María Pilar Bruce.

Por José Ignacio Cuadra V.

 

Mucho se habla de que frente a una crisis comunicacional las primeras horas son claves: ¿Estuvo consciente de aquello Sebastián Dávalos al permanecer inmutable en su cargo durante tanto tiempo?

No podría pronunciarme respecto de si estuvo consciente o no, lo que sí puedo es opinar respecto de lo desacertado de la decisión de postergar su salida (renuncia). Incluso creo que ya fue desafortunado haber pensado en él para ocupar dicho cargo, pues ya se conocía la compra de los autos Lexus, los que según se supo, a partir de las informaciones divulgadas por Revista Qué Pasa y Radio Bío Bío, habrían sido adquiridos a partir de los vínculos que desarrolló Dávalos con empresas asiáticas durante su paso por el Ministerio de Relaciones Exteriores en el anterior gobierno de Bachelet.

Creo que quizás hubiese sido más pertinente que en dicho cargo nombrara a su madre o a alguien cercano, no necesariamente un familiar.

 

¿Cómo evalúa comunicacionalmente la estrategia de la Presidencia respecto a mostrar a Bachelet como una madre entristecida por el accionar de su hijo en la conferencia de prensa del 23 de febrero pasado?

Pienso que se trata de un caso muy complejo respecto del que cualquier estrategia comunicacional generaría críticas. Pero es obvio que ni el mismo gobierno evalúa bien la estrategia que se adoptó, de lo contrario no habría dejado su cargo Paula Walker, periodista y asesora de Bachelet desde su anterior Gobierno.

Me parece que Bachelet tiene todo el derecho de mostrarse triste, incluso avergonzada. Es su hijo, no es otro funcionario del gobierno.

SONY DSC

María Pilar Bruce es periodista y docente de la asignatura Comunicación Estratégica del Magíster en Comunicación Periodismo PUCV

 

¿De qué modo la Derecha estaría capitalizando en la opinión pública el cuestionado negocio de la nuera de Bachelet? ¿Les ayudaría a atenuar su presencia en el Caso Penta?

Claramente la estrategia de la derecha es jugar al empate, pero pienso que se trata de asuntos totalmente distintos. Como se trata de casos que se investigan o investigarán judicialmente, me parece que la estrategia comunicacional debe acompañar a la estrategia jurídica que se defina.

Pienso que la ciudadanía está expresando un malestar generalizado con la forma de hacer política, más que con una persona o partido en particular, por lo tanto si bien la Derecha y la Nueva Mayoría sufren una grave crisis, también tienen la oportunidad de generar transformaciones radicales y evidentes, que hagan que el discurso de la Nueva Mayoría centrado en la equidad y el de la “Derecha popular” sean coherentes con las prácticas de los políticos.

 

¿La comisión anunciada por Bachelet el martes 10 de marzo pasado podrá ayudar a que la Presidenta suba en las encuestas su credibilidad, o por el contrario, se requieren otro tipo de señales?

Me parece que es del tipo de acciones que se esperaría. Más allá del valioso aporte que sin duda realizarán los miembros de dicho Consejo Asesor, habrá que observar cómo su esfuerzo se materializa en proyectos de ley u otro tipo de iniciativas. Con esto quiero decir que no basta ni con la voluntad del Ejecutivo, ni con el trabajo del Consejo, ni con los mejores asesores comunicacionales. El Parlamento y los partidos seguirán siendo actores clave para definir asuntos que los atañen directamente.

 

Finalmente, desde su perspectiva, ¿cuál sería el siguiente paso estratégico que se debiese dar para lograr revertir esta situación de crisis reflejada en la última encuesta Cadem?

No creo en resultados comunicacionales de corto plazo, por eso me parece que las encuestas son solo una fotografía de un momento particular. La estrategia comunicacional del gobierno no puede tener como objetivo mejorar en las encuestas, ese es un resultado.

Pienso que el gobierno tiene un trabajo muy difícil por delante, pero que no es ni más ni menos complejo que el que enfrentan todas las organizaciones hoy día: velar por la coherencia de su identidad y de su imagen o reputación. Lo que pasa la cuenta a la larga en cualquier caso es que nos mostremos o declaremos como algo que no somos o que prometamos algo que no estamos en condiciones de cumplir.

23 marzo, 2015

Comentarios

comments powered by Disqus