Magíster en Comunicación en pleno proceso de autoevaluación

Continuando con el espíritu de evaluación continua del programa de Magíster en Comunicación impartido por la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, es que en el pasado mes de abril se dio inicio al proceso de autoevaluación, con el objetivo de lograr su acreditación durante el año 2016.

Esta actividad se encuentra inserta en el Plan de Concordancia entre la Escuela de Periodismo y la Vicerrectoría de Desarrollo de la PUCV, que para su directora María Soledad Vargas, implica realizar una mirada hacia adentro buscando identificar las fortalezas y las posibles debilidades del programa.

“La idea es asegurar la calidad del proyecto educativo a lo largo del tiempo para lo cual se está en constante revisión del perfil de egreso, los objetivos, la coherencia de estos con la malla curricular. Además, de evaluar la gestión de los recursos académicos por una parte como los de índole material, económicos y de infraestructura, por otra”, indicó.

Retroalimentación del proceso: una instancia donde la comunidad es la más importante

El proceso de autoevaluación contempla el levantamiento de una serie de datos, a partir de diversas fuentes de información para así, mostrar los procesos tanto académicos como administrativos que se desarrollan en este programa de postgrado. De ahí la importancia que adquiere la opinión de los distintos públicos que conforman la comunidad del Magíster en Comunicación, como lo son sus docentes, los estudiantes matriculados y los graduados, en aquel contexto es que a fines de julio se dio inicio a la fase de encuesta a éstos, con el fin de actualizar y obtener sus impresiones, a propósito de la calidad de este postgrado.

Al respecto, la directora Vargas realzó la importancia de contar con el parecer de estos grupos, para dar vida al proceso de autoevaluación, ya que ellos son el gran eslabón que da vida a este sistema.

“La opinión de cada uno de estos grupos constituye un eslabón esencial de este sistema, pues desde estas personas se conocen los logros o debilidades que posee un programa. Lo que nos permitirá en un futuro cercano mejorar lo que sea necesario subsanar y afianzar aquello que se ha hecho bien”, señaló.

Tras el término del proceso de autoevaluación se inicia la evaluación externa, fase que se espera iniciar durante el primer semestre de 2016, la cual es realizada por una Agencia de Acreditación, y contempla principalmente la visita de un par evaluador.

Finalmente, María Soledad Vargas agregó que los procesos de autoevaluación deben tener una continuidad en el tiempo y no sólo realizarse cuando uno decide como programa presentarse a un proceso de acreditación. De hecho, somos unos convencidos de esta lógica de permanente auto análisis, y nosotros nos hemos venido revisando desde hace un par de años: diagnóstico del currículo, reuniones con los académicos que integran el claustro de profesores del magíster y la constitución de una comisión de aseguramiento de la calidad de carácter permanente por citar algunos hitos importantes.

Magíster en Comunicación

Por José Ignacio Cuadra V.

Comentarios

comments powered by Disqus