Chandra Espinoza: “Irse de intercambio abre el cerebro”

Desde Montevideo, Chandra Espinoza nos cuenta sobre sus experiencias y aprendizajes en la capital uruguaya. Chandra, de la promoción 2013, estará todo el segundo semestre de este año realizando un intercambio en la Universidad Católica del Uruguay. En la fotografía la vemos en la actividad de recepción de estudiantes extranjeros de dicha universidad.

 

¿Cómo han sido estos días de intercambio?

Maravillosos, llenos de aprendizaje, de gente nueva, sabores y olores diferentes. Han sido días de alegrías, carcajadas hasta altas horas de la noche con las personas de la residencial, pero también largas horas de estudio y trabajos que realizar.


¿Por qué escogiste ese lugar? ¿te ha gustado? ¿qué has hecho?

Porque no me quería ir tan lejos y me habían hablado muy bien de Uruguay, sobre todo, del nivel cultural que tenía. Me encantó la ciudad de Montevideo, no puedo hablar de todo el país porque no lo conozco completo.

La gente acá es muy amable, todos gozan de su cultura, de sus espacios públicos, de su comida y mucho más.

Desde que llegue he caminado mucho, he visitados muchos museos, parques, ferias barriales, he salido a bailar y he conocido a muchos extranjeros.


¿Cuáles son tus expectativas para este proceso?

La idea es disfrutar de todo lo que pueda y aprender de aquello que se presente en el camino. Conocer y practicar las herramientas que la universidad acá me da, las cuales son distintas de Chile.


¿Por qué crees que hay que irse de intercambio?

Porque sin duda “abre el cerebro”. Todo se ve desde otra perspectiva y como uno se halla en un lugar desconocido, los sentidos que antes estaban dormidos, empiezan a despertarse. La independencia se hace mayor y, por ende, la responsabilidad también. Cada quien debe limitarse y saber cómo actuar, pues no hay un padre, madre, hermano o tía que te despierte por si te quedas dormido o te tendrá el almuerzo servido al llegar de la facultad.


¿Cómo fue el proceso de preparación para el intercambio?

Este es mi segundo intercambio, por lo que no se me hizo difícil. Sólo debía aprobar mis materias y organizar mis cosas para el viaje. Nada más que eso.

 

Por Ignacio Milies

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

Comentarios

comments powered by Disqus