Apple Tv

¿La televisión por Internet llegó para quedarse?

El 27 de octubre recién pasado, en uno de los lanzamientos más esperados para el segundo semestre de este 2015, Apple puso a la venta la nueva versión de su popular periférico para la televisión: el “Apple TV” de cuarta generación.

El dispositivo que cuenta con control de voz promete revolucionar la forma de usar este aparato que por más de un siglo ha acompañado a los hogares chilenos. La duda que surge en este punto, más allá de saber si logrará o no su cometido, es ¿cuál es el panorama de los medios de comunicación chilenos frente a la nueva forma de ver y acceder a la televisión que está imperando en el mundo actual?

El 30 de octubre pasado los usuarios del sistema Apple recibieron en sus bandejas de entrada un mensaje avisando de la llegada del nuevo “Apple TV” bajo la siguiente leyenda: “Apple TV. El futuro de la televisión está aquí”.

Más allá de saber si cumplirá la revolución que promete, para los entendidos la televisión por Internet llegó para quedarse. De hecho, según cifras entregadas por un estudio de la consultora Deloitte, la mayoría de los estadounidenses prefiere consumir televisión por Internet, donde Netflix lidera las preferencias. Un 53 por ciento de espectadores reconoció que accede a sus programas predilectos a través de la opción de streaming, sin tener que andar pendiente de horarios de emisión, frente al 45 por ciento que aún lo hace de la forma tradicional.

De acuerdo a datos proporcionados por Leichtman Research Group, solo en el año 2014 las compañías de televisión por cable estadounidenses perdieron 1,2 millones de clientes, un dato que se relaciona con el 40 por ciento de consumidores que dice tener una suscripción a algún tipo de servicio a la carta como Netflix, Hulu o Amazon Prime.

 

Netflix el faro de la nueva revolución

En esta batalla digital la plataforma estadounidense Netflix es quien sin duda está a la cabeza. Surgida durante 2007, marcó un antes y un después en el visionado de contenidos audiovisuales desde la red, donde en la actualidad poseen más de 62 millones de suscriptores con presencia en 50 países, donde Chile destaca en la región con 230 mil usuarios.

Asimismo, entre los meses de enero y marzo de este año sus usuarios se descargaron 10 mil millones de horas de contenidos, algo que según la experta en contenidos digitales y expositora en los Seminarios de Especialización del Magíster en Comunicación de la Escuela de Periodismo de la PUCV, Camila Buzzo, encontraría explicación en que tras el avance de la tecnología se ha cambiado el modo de interacción frente a los contenidos de la pantalla.

“Actualmente puedes “ser/sentirte parte” de un reality show en tiempo real a través de votación vía SMS, ser un “reportero ciudadano” enviando información a los noticiarios a través de Whatsapp, o pedir que se traten ciertos temas utilizando redes sociales, como por ejemplo en el programa Intrusos y los hashtags en Twitter, junto a que las tecnologías Smart han simplificado el consumo de la televisión en términos de tiempo y lugar. Hoy se puede grabar un programa para verlo después, puedes ver una serie desde tu celular mientras vas en el transporte público o darte un baño de tina mientras ves una película en una tablet resistente al agua”, destaca Camila Buzzo.

Por su parte, la periodista Gabriela Núñez, quien se desempeña en la actualidad en UCV Noticias y en la radio por internet de la Cámara de Diputados de Chile, ve en la segmentación de los televidentes uno de los motivos de la proliferación de este fenómeno.

“El público cada día está más segregado y cada vez elige lo que quiere ver: hoy una persona en específico no va a ver una parrilla programática de un canal de televisión abierta por completo. Quizás a él le interesa ver series, programas de viajes, programas de cocina, programas culturales, o de música, etc. De modo que hoy el televidente es más exquisito, elige lo que quiere ver, no solamente ve lo que le ofrecen, y por eso Internet es una alternativa, porque allí puedes elegir tanto lo que quieres escuchar como lo que quieres ver a la hora que quieras y cuando quieras”, agrega Gabriela Núñez.

 

¿Qué traerá el futuro?

Si bien los canales de la televisión local han comenzado desde hace un par de años a transmitir ciertos contenidos bajo su plataforma de Internet, según advierte Núñez, todavía están en peligro de quedarse en el pasado.

“Cada día que pasa me convenzo más que los medios digitales son la alternativa de comunicación de aquí en adelante, por eso, los medios tradicionales tienen que tener un giro; un cambio en su puesta en escena, sino se van a quedar en el pasado, y para que esto no ocurra se le debe dar más posibilidades al público de elegir lo que quiera ver, leer o escuchar”, complementa la periodista de UCV Televisión.

Por su parte, Camila Buzzo cree que vienen tiempos de entender que la televisión lineal como la conocíamos hasta ahora ha llegado a su fin.

“Hay que entender que ya no nos encontramos con usuarios que dejan todo el día sintonizado el mismo canal, sino que ahora hay televidentes que cambian rápidamente de señal si los contenidos no los satisfacen, donde con la aparición de productos como el Apple TV o servicios como Netflix, los usuarios se sienten aún más empoderados respecto a qué consumir: pueden elegir los contenidos, verlos a su propio ritmo y no en un horario determinado por la televisora, e incluso -especialmente los seguidores de series- pueden acceder a los próximos capítulos en un tiempo menor que hace un par de años atrás en donde la opción era esperar que se emitieran por cable o tv abierta, o descargarlos ilegalmente, con todo lo que ello implica”, enfatiza Camila Buzzo.

“Si tuviera que resumir mi opinión lo haría en la siguiente frase: “a mayor tecnología, más exigente en términos de inmediatez, acceso y variedad de contenidos”, lo que no implica, ni tendría por qué implicar, mayor exigencia en la calidad de los contenidos”, recalca la periodista.

Y tú, ¿qué prefieres para ver televisión?

 

Por José Ignacio Cuadra V.

24 noviembre, 2015

Comentarios

comments powered by Disqus