Cristian Steffens

Cristian Steffens: “La escuela siempre ha dado muy buenos periodistas”

No le gusta que los traten de “usted”, lo deja bien claro cuando comienza sus clases. Cristian Steffens, editor de Teletrece y exalumno de nuestra escuela, se ha integrado este año al cuerpo de académicos como uno -si no el más- de los docentes más jóvenes, impartiendo el curso de Taller de Periodismo 4 (Televisión). Con casi diez años de experiencia en el campo, a continuación nos cuenta sus impresiones de la carrera, la nueva malla y cómo, según él, se proyecta la Escuela de Periodismo de la PUCV en la crisis actual del periodismo televisivo

Al momento de partir tus clases, mencionaste que no querías trabajar en televisión. ¿Cómo se produce el cambio que llevó a que desempeñaras en este campo?

“Yo cuando llegué a estudiar no tenía dentro de mi proyección como periodista trabajar en tele, siempre pensé en los diarios. Tampoco la conocía mucho, siempre asumí que el periodismo -y creo que es algo que a todos nos pasa cuando entramos a la universidad- se hace en los diarios y la tele en general, en términos teóricos del periodismo, no sé qué tan bien vista está. Creemos desde chicos que las grandes investigaciones periodísticas se hacen en los diarios. Pero mientras hacía el ramo de ‘Tele’, me parecía interesante y postulé a la práctica y dentro me di cuenta de que es un mundo fascinante, que es por lejos la rama del periodismo que te da más posibilidades para desarrollar habilidades distintas: no es solo el hecho de ser buen periodista y ser capaz de identificar una noticia y contársela a un público masivo, sino también contar esa misma historia con otras herramientas y llegando a la gente de distintas formas, mucho más cercanas y con mucha más responsabilidad en lo que se está informando. El desafío de profesionalismo es mayor que en otros medios, porque todo está a la vista”.

Como profesor, ¿cómo crees que se posiciona la escuela con el cambio de malla frente a la actualidad de la televisión?

“Me encanta lo que se está haciendo ahora en la escuela, pensando en poder enseñarles a los estudiantes cómo se hace la tele de la forma más cercana a la realidad. Yo admiro lo que hizo María Eugenia (Moreno), la forma en que nos enseñó, porque ella lo hizo con una pizarra, contándonos su experiencia y usando muy bien la precariedad de recursos que teníamos en ese momento: no teníamos estudio de televisión, con suerte un par de editoras y un par de cámaras. Creo que el paso que se ha dado es significativo, en tanto que la malla de la carrera se haya vuelta a acomodar a una presencia importante de ramos prácticos, redacción, talleres, donde los alumnos pongan en práctica los distintos formatos del periodismo. Más allá de si alguien quiera trabajar en comunicación, creo que es súper importante saber cómo se trabaja en medios y en ese sentido, la escuela está en un muy buen nivel, sobre todo en televisión. La escuela ha dado muy buenos periodistas en esta área”.

Entonces, ¿afirmas que frente a la crisis del periodismo actual nuestra escuela está bien posicionada?

“Sí, creo que los periodistas que salen de acá salen súper bien preparados y por dos cosas: uno, porque tienen una formación teórica-comunicacional fuerte, lo que los hace capaces de analizar la realidad y las noticias con ojos mucho más críticos en comparación a otros; también salen con las herramientas necesarias para competir en un campo laboral que está cada vez más saturado, donde la competencia es dura. Esto último quizás nos faltó a nosotros, por razones que escapan a la escuela -infraestructura, por ejemplo-, pero existe una evolución que demuestra una mejora en la formación de los estudiantes. Con las nuevas herramientas, más la formación que se les entrega, no me cabe duda de que van a seguir saliendo muy buenos profesionales, que dentro de lo que yo he visto en mi experiencia, están dentro de los mejores”.

Considerando tu especialidad, ¿qué recomendarías a las nuevas generaciones de periodistas que quieran trabajar en televisión, considerando el mal momento por el que está pasando actualmente?

“La tele está pasando momentos complicados, en general, está viviendo un proceso de acomodarse a las nuevas formas de hacer periodismo. Antes, una torta publicitaria se repartía entre cuatro o cinco canales y ahí quedaba, hoy esos mismos recursos están yendo a Internet, a los teléfonos celulares… la forma de hacer publicidad se ha repartido de tal forma que ha hecho que los recursos de los canales disminuyan, reduciendo costos y personas. La tele no se va a terminar, lo que va a cambiar no es la forma en cómo se hace tele, sino las instancias donde se hace tele. Es un proceso de ajuste complicado, pero es también una gran oportunidad para aquellos que se dedican o se quieran dedicar, porque el formato de televisión va a crecer: habrá periodismo de televisión, obviamente, para la tele, habrá periodismo de televisión para Internet, para los celulares, etcétera. Entonces creo que el futuro para aquellos que se dediquen a la tele es auspicioso, aunque estos nuevos formatos aún no igualan los ingresos que genera la tele, pero es una inversión, se debe diversificar recursos y atreverse a entrar en este proceso de ajuste, que si resulta como corresponde, será una gran oportunidad”.

¿Cuán importante es la práctica para el desempeño en televisión?

“Si alguien está convencido de que quiere dedicarse a la tele, la práctica es fundamental. Hoy los medios no contratan gente que no tenga experiencia en televisión, es muy difícil el cambio de un medio escrito a la tele, porque quien contrata va a buscar a alguien con experiencia y que sepa hacer la ‘pega’ cotidiana de televisión, por el ritmo que tiene y por lo que implica acomodarse, donde ser un buen comunicador audiovisual, aparte de buen periodista, es súper importante”.

 

Por Martín Torres

Comentarios

comments powered by Disqus