Javier Foxon, exalumno: diplomacia y comunicación

Luego de egresar de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso y trabajar tres años en medios de comunicación, el periodista Javier Foxon ingresó a la Academia Diplomática. Tras desempeñar funciones consulares en Varsovia, actualmente es el  Secretario de la Embajada de Chile en Polonia.

Cuéntanos sobre el papel que desempeñas en el ministerio de RR.EE. ¿Cómo llegaste hasta ahí?

Trabajé tres años en medios y la verdad es que me di cuenta que no era para mí. El ritmo de la prensa, las líneas editoriales y el tratamiento de los temas siempre determinado por el formato de los noticieros y los diarios, me desencantaron del periodismo.

Me encantaba el periodismo que hacía en medios alternativos o ciudadanos como Paniko.cl y La Otra Voz, pero más me gustaban las relaciones internacionales. Como tenía también la experiencia de haber vivido en Alemania y Estados Unidos, además de conocimientos de idiomas, postulé a la Academia Diplomática, que es la forma de ingresar al Servicio Exterior de Chile.

Actualmente en la Cancillería, soy Secretario de la Embajada de Chile en Polonia. Estoy a cargo de los Asuntos Políticos y a veces me toca ser Encargado de Negocios que es cuando un funcionario diplomático ocupa temporalmente la Jefatura de Misión, por ausencia del Embajador.

javierfoxon

Javier Foxon ingresó a la Escuela de Periodismo PUCV en 2003


¿Cuál es el aporte de un periodista en una Embajada?

La verdad es que cuando entras al Servicio Exterior, dejas de ser periodista para ser diplomático; pero sin duda que la formación me ha ayudado porque me he apropiado de muchas herramientas del periodismo para usarlas dentro de mi “arsenal” de trabajo.

Por ejemplo, del periodismo interpretativo -al cual le debo mi vida- ocupo todos los elementos del análisis y sus poderes mágicos para ver más allá de lo evidente. También me han servido mucho las técnicas adquiridas del análisis del discurso, incluso conceptos de la semiótica. Todo eso lo ocupo para mis informes, a la hora de una negociación o para detectar oportunidades que fortalezcan la relación bilateral entre Chile y Polonia.


¿Cuál es el sello que la Escuela entrega a sus egresados?

La visión crítica y el compromiso con el rol social de la carrera. Creo que esos son los sellos más importantes que entrega la Escuela a sus egresados.

Al menos en mi caso, el haber aprendido sobre las teorías de la comunicación -que en su momento fueron un karma, pero que hoy me hacen sentido- contribuyeron para que nunca más viera la realidad de forma inocente.

Y el rol social de la carrera, ese compromiso que uno siente hacia los ciudadanos se forjó durante todas las discusiones fuera y dentro del aula con profesores y compañeros. Nosotros ya desde el primer día de clases del primer año fundamos revistas, hicimos panfletos, grabamos documentales, hacíamos programa de radio, todo con el rol social del periodismo en mente.


¿Algún recuerdo o anécdota de tu etapa universitaria que quieras compartir?

¡No sé si deba! Pero te puedo contar que somos varios los egresados de la Escuela que seguimos con la carrera diplomática.

Hace dos meses nos encontramos con la Caro Faune y el Alejandro Guzmán (en la foto) en un seminario en Bruselas, y justamente conversábamos de todas las herramientas que nos había dado la Escuela para que tres generaciones distintas de Periodismo PUCV formen parte del Servicio Exterior de Chile.


¿Cuáles son tus próximos desafíos?

Estoy aprendiendo polaco. Ese es un desafío que ya me tiene bastante ocupado.

Por Ignacio Milies V.

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

Comentarios

comments powered by Disqus