Catalina Sánchez, alumna de nuestra Escuela, recibe distinción por su Excelencia Académica

Acompañada por otros 50 estudiantes de otras carreras, Catalina Sánchez, estudiante de segundo año de Periodismo, recibió la distinción por Excelencia Académica Cohorte 2017, en una ceremonia en el Salón de Honor de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

El premio reconoce el logro de aquellos estudiantes que, saliendo de enseñanza media en 2016, ingresaron a nuestra Universidad al año siguiente, manteniéndose en sus carreras sin reprobar ninguna asignatura y obteniendo los mejores promedios de sus respectivas promociones.

María Pilar Bruce, Directora de Periodismo PUCV, manifestó su alegría porque la Universidad realice este tipo de reconocimiento a los estudiantes sobresalientes, y resaltó que el premio que recibió la alumna “es una forma de destacar su compromiso y rigurosidad al vivir este proceso de formación, y la dedicación que ha puesto en esta tarea”.

Catalina Sánchez, por su parte, considera que es un buen ejercicio el de reconocer de esta forma el esfuerzo de los estudiantes. “Si te iba bien en el colegio, aunque obviamente te esforzabas, era algo más piola. Pero ya que te vaya bien en la Universidad es algo con mucha más carga”, comentó.


¿Cómo era tu desempeño en el colegio?
En la etapa de media no me fue muy bien en un principio. Ya en básica me iba muy mal, en media me iba mal al principio y después empecé a darme cuenta de que contaba el NEM, entonces ahí comencé a estudiar más. En Cuarto tuve distinción académica, que fue promedio arriba de 6,5. Y esa había sido la única vez en mi vida que me habían reconocido por algo así como académico. Después, como me había ya hecho una organización mental de estudio, me quedé con eso, llegué a la Universidad y seguí así.

¿Cómo fue tu experiencia en primer año de Periodismo?
Fue muy bueno, me gustó mucho. Creo que fue una buena decisión entrar a la PUCV, que si bien había sido mi primera opción, pensé también irme a la Universidad de Chile en algún momento, pero preferí quedarme en Viña del Mar con mi familia y amigos, y siento que fue una buena decisión.

Mis compañeros son todos muy simpáticos, muy buena gente. Es un gran grupo humano. Quizás no conozco a todas las generaciones de la carrera pero, en general, siento que en Periodismo la gente es muy empática, y yo creo que por eso estudian lo que estudian.

En cuanto a los profesores, en Periodismo he tenido muy buenas experiencias. Siempre están dispuestos a ayudarte, y siempre están muy relacionados con lo que le pasa a los alumnos, tratando de hacer una especie de comunidad.

¿A qué atribuyes el alcanzar este logro?
Yo creo que cuando me hice la idea de que me podía ir bien, como que me di cuenta de eso, me di cuenta de que mis capacidades dependen de mí misma y de lo que yo haga con mi tiempo.

Yo en realidad soy desordenada, pero cuando hay un tema de estudio me tomo mi tiempo para hacer las cosas. Siempre le doy mucho tiempo a las cosas de la Universidad, y lo ordeno bien. Tengo un momento que es de amigos, otro momento que es de estar con mi familia, pero todo bien organizado para tener cada cosa en su lugar.

Y también mis compañeras, en la Escuela me hice un grupo de trabajo muy bueno, de gente que estaba interesada en hacer las cosas bien, y eso me gusta. (…) Entonces al final, me puede haber ido muy bien, pero no soy yo sola, es una cosa de que están todos con la intención de ayudarte y de lograr algo bueno.

 

La importancia del apoyo de familia y amigos

“Pienso que en alguna medida también es un reconocimiento para quienes apoyan a nuestros estudiantes para que alcancen un desempeño académico de excelencia”, mencionó la Directora, María Pilar Bruce. “En general, los estudiantes no están solos en esto. Habitualmente sus familias o núcleo más cercano también acompañan de cerca a los estudiantes en este desafío”.

“Yo tengo la suerte de que sigo viviendo con mi familia, llego a mi casa y hay comida, y tengo muchos factores que me ayudan a que me haya ido como me fue. Pero siento que en la universidad no siempre es así”, comentó Sánchez. “Hay gente que vive sola, que es de regiones, que tiene que estar comprando cosas, tiene que ver las platas, entonces siento que es genial que reconozcan que estando en una situación que tal vez no es la mejor ni la más cómoda, alguien pueda rendir frutos de tal manera, que sea mejor puntaje.”

¿Qué significa para ti este logro?
Estoy orgullosa de mí misma. Pero la verdad es que lo que más me gustó del premio fue la felicidad de mi familia. No es tanto el premio en sí, porque creo que todo el mundo se esfuerza y trata de dar lo mejor de sí. A mí me pasó mucho con mi familia que estaba muy feliz, y eso es lo que más me reconfortó.

Porque, al final, puedo yo estudiar y todo eso, pero para que pueda estar en una posición así, es fruto de todo el trabajo que tuvo que hace mi mamá y todo el apoyo que me dieron. Así que en realidad es más su premio, no mío.

 

Foto: Catalina Sánchez, tercera de izquierda a derecha.

 

Por María José Sáez Pérez
Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

26 marzo, 2018

Comentarios

comments powered by Disqus