La música y los niños: vivencias de una experiencia de Proyecto CUVIC

El miércoles 28 de marzo fue nuestra primera actividad CUVIC del año, las voluntarias que pudimos asistir al evento éramos nuevas en este proyecto, así que no sabíamos muy bien a lo que íbamos. Al entrar al Colegio República de México de Placilla vimos que había mucho movimiento, estaban terminando de preparar todo para la presentación del oboísta Diego Villela y de Raúl Céspedes. Ayudamos a poner las sillas que faltaban y todo estuvo listo para que vinieran los niños.

La emoción se podía apreciar claramente en sus caritas, querían que empezara el “concierto”, como ellos lo llamaban. Al principio estaban todos ordenados y muy concentrados en lo que hablaba el músico, todos querían ser los primeros en contestar las preguntas, pero no pudieron contenerse más cuando se dio la oportunidad de que trataran de tocar el raro instrumento que Diego toca, el oboe. No había un niño en el concierto que no quisiera intentarlo, verlos levantar la mano lo más alto que podían para poder ser los elegidos fue muy tierno. Mientras, sus compañeros intentaban con todas sus fuerzas hacer sonar el oboe, los animaban, se reían y aplaudían cuando finalmente lo lograban.

El cariño que nos demostraron los niños es indescriptible, al vernos nos saludaban sin tener idea de quiénes éramos, algunos se acercaron a hablarnos muy contentos de que viniéramos a verlos de la Universidad, algunos nos decían sus nombres, nos contaron sus colores favoritos.

Las voluntarias de CUVIC entrevistaron a los niños y niñas para conocer sus impresiones sobre la actividad.

Asistir a la actividad organizada por el Colegio, la Escuela de Periodismo y Diego Villela, fue una experiencia súper enriquecedora, que nos hace conocer un poco más de cómo los niños ven y aprecian la música. También nos ayuda en nuestro crecimiento periodístico, ya que como voluntarias en cada actividad aprendemos algo nuevo.

 

La visión de los niños

Los más contentos fueron los niños, que disfrutaron de la intervención musical. Participaron y respondieron activamente a todas las preguntas que les hizo el oboísta, que no solo se dedicó a tocar sus instrumentos musicales, sino también a contarles un poco de historia de cada uno de ellos.

“Me gustó la actividad y me gustó también cuando tocaron el oboe. No conocía los instrumentos que tocaron porque mi hermano toca el puro saxofón (…) toda mi familia toca instrumentos, algunos trompeta y otros saxofón, aunque a mí más grande me gustaría aprender a tocar trompeta” comenta Ismara Gálvez, alumna de segundo básico que participó en la actividad.

Otros alumnos tuvieron la oportunidad de tocar alguno de los instrumentos que llevó Diego Villela a la actividad. Kevin de segundo básico, cuenta que “toqué el ‘trompo’ o sea, la trompeta, la cosa que nos pasó el señor”.

Niños y niñas participaron activamente en la charla y concierto de los músicos Diego Villela y Raúl Céspedes.

La instancia también motivó a los estudiantes a aprender sobre nuevos instrumentos como es el caso de Jeremías Troncoso de prekínder. Cuenta que toca la guitarra y la batería. También dice: “me gustaría tocar todos los instrumentos del mundo”.

Luego de la actividad, los niños conversaron con nosotras, contándonos sus impresiones y las experiencias que tuvieron en la intervención musical, esto fue lo que relataron:

¿Qué fue lo que más te gustó de la actividad? ¿Por qué?

Máximo Toro (segundo básico): “Me gustó la actividad, en especial cuando tocaron la guitarra rápido. Yo conocía todos los instrumentos porque en mi familia tocan la trompeta y el pandero”.

Agustín Bernal (prekínder): “El oboe me pareció genial. También me gustó la guitarra.”


¿Conocías el instrumento musical oboe? ¿Qué te pareció?

Jeremías Troncoso (prekínder): “Sí, también tenemos un oboe en la casa, me gustaría aprender a tocarlo”.

Jesús Bataller (prekínder): “No lo conocía y me gustó”.


¿Tocas algún instrumento musical? ¿Cuál? Si no lo haces ¿alguien de tu familia toca algún instrumento?

Kevin (segundo básico): “Todavía no porque mi mamá tiene que tener plata para comprármela, pero voy a tocar la guitarra. Y nadie de mi familia toca uno.”

Jeremías: “Sí, toco guitarra y la batería. Mi familia es musical porque tenemos muchos instrumentos como batería, piano, guitarra, de todo”.

 

 

 

Por Kathalina Balboa y Antonia López
Estudiantes de primer año y voluntarias de Proyecto CUVIC – Periodismo PUCV
Participaron en la elaboración de las entrevistas: Kathalina Balboa, Ámbar Fuenzalida y Antonia López

20 abril, 2018

Comentarios

comments powered by Disqus