maria jose saez

María José Sáez y su Club de Lectura Feminista: un espacio para la reflexión en Valparaíso

La estudiante María José Sáez tiene un rol activo en torno a las temáticas de género fuera y dentro de la carrera de Periodismo. Además de ser parte del Observatorio de Género(s) en nuestra Escuela, es gestora del Club de Lectura Feminista, iniciativa que busca otorgar un espacio de discusión y reflexión a partir de textos escogidos todos los meses.

¿Cómo nació el Club de Lectura?

Nació por una inquietud compartida entre dos amigas – mi amiga Lucy y yo- ya que, en charlas o conversatorios, más que la charla en sí de alguien muy perito en feminismo, o de alguien muy seca, creíamos que lo interesante era escuchar la conversación de después, los “oye me pareció interesante esta parte”, “mira esto lo veo en mi vida de esta forma” o cosas así. Queríamos incluir más gente en esa conversación, queríamos empezar a discutir de otras cosas y desde otras perspectivas. Por eso, creamos el Club de Lectura Feminista como una instancia para poder discutir y para poder narrar ciertos conceptos o ideas que encontráramos en textos, y así poder aplicarlos en nuestras vidas, pudiendo identificar cosas como machismos o distintas luchas, como “oye no me pasa solo a mí, le pasa a mucha gente más”.

Empezamos en enero del año pasado, y ya vamos por la reunión número 15, que va a ser a finales de abril.

¿Cómo funcionan como Club?

Nosotras escogemos lecturas. Inicialmente hacíamos encuestas para escoger el texto. Ahora Lucy y yo determinamos cuál es y eso se manda a través de newsletter, por correo a la gente inscrita mensualmente. Además, se sube a nuestro grupo en Facebook. Se da todo un mes para poder leerlo, ir anotando preguntas, sacar ideas, dudas, y al final de mes nos reunimos. Ahora son dos reuniones mensuales porque hay harta gente, y ahí discutimos y decimos “me gustó el texto, no me gustó, por esto, por esto otro, esto lo veo en mi vida, me sentí identificada con esto”. Y compartimos, en realidad, más de nuestras vidas personales que del texto en sí. Esa es como la idea.

¿Cómo eligen los libros?

Tenemos una base de textos que hemos recopilado y seguimos recopilando constantemente, entonces ya hay más de 300 títulos que vamos a estar 20 años tratando de leerlos. Así que nosotras escogemos los textos, pero siempre recibimos sugerencias.

¿Cómo ha sido la convocatoria?

Al principio fue, a ratos, un poco lento. Pero como esto nació de una inquietud súper personal, con la mi amiga dijimos “nosotros no vamos a parar”, porque, aunque nos juntemos las dos, vamos a discutir igual. Entonces, fuimos súper constantes en ese sentido. Al principio, el segundo mes, éramos tres personas: nosotras dos, las organizadoras, y alguien más que llegó, que más encima era amiga nuestra. Pero de a poco fue creciendo. Hoy en día, al mes, se inscriben como 30 personas y nosotros hacemos los grupos de discusión de no más de 15 o 18, por un tema de que queremos que sean círculos de discusión y no que estén levantando la mano para poder dar la opinión.

En todas las reuniones hay personas nuevas. Pero también hay personas que han ido constantemente, a cada una de las reuniones desde octubre. Entonces, de a poco se va formando igual una “comunidad”, lo que ha sido uno de los impulsos más grandes que hemos tenido para, por ejemplo, sacar la página web hoy en día. Mucha de la participación tiene que ver con estas personas que llegan ahí de forma constante.

¿Quiénes están participando?

Son personas muy diversas. Vienen hombres, mujeres. La persona más joven que ha participado tiene 17 años, la más adulta tiene 46 años. Así que es muy variado. Principalmente son mujeres, porque es feminismo. Los hombres tienden a alejarse a veces, o a temer porque creen que van a ser juzgados, pero sí hay algunos que participan. Ninguno ha ido mucho, van a una reunión y después no vuelven nunca más. Pero ahora, queremos que eso empiece a cambiar y yo creo que eso es necesario para nuestro espacio, que no es separatista, principalmente, porque es una discusión filosófica, teórica y política, donde encontramos que podría ser necesario y un aporte incluir a los hombres. Pero igual consideramos que, dentro de todo el movimiento, son necesarios espacios separatistas, de solo mujeres.

¿Por qué son necesarios los espacios separatistas?

Porque mucho de lo que tiene que ver con el feminismo tiene que ver con luchas que son súper difíciles. Luchas con gente que son nuestros seres queridos o con nosotras mismas. Liberarse de ciertas tensiones y poder generar realmente espacios de confianza con hombres, a veces, es muy complejo, porque nuestras historias de vida son muy distintas. La opresión sistemática por solo ser mujeres, un hombre no la va a haber experimentado. Entonces, generar espacios de mucha empatía, respeto y confianza para ese tipo de discusiones, es difícil si no son separatistas. Pero como lo nuestro tiene que ver con historia, política y otras cosas, hemos dejado la puerta abierta.

¿Les gustaría promover alguna otra iniciativa además del Club?

En este momento, nuestra columna vertebral es el Club de Lectura. Pero, a raíz de eso, igual están surgiendo otras cosas. Como el sitio web, que es un espacio para visibilizar lo que estamos haciendo, pero además, va a ser un espacio de noticias relacionadas a temáticas de género y al quehacer de las mujeres, porque también la idea es visibilizar lo están haciendo en distintas áreas. Habrá también columnas de opinión y mucha discusión, que es la idea. Igual incluiremos temáticas en el mes, para no perder nuestra esencia de club de lectura.

Además, estamos generando un fanzine, donde ya tenemos como tres ediciones, muy amateur, pero la que se viene en abril va a ser más trabajada. Eso igual guarda relación con la temática del mes del Club. Después, de ahí hay cosas muy personales que tienen que ver con la generación de un espacio como una casa cultural, por ejemplo. A nosotras nos gustaría tener nuestra biblioteca feminista en algún momento. Porque muchos de los textos que queremos leer no los podemos encontrar en ninguna parte. No está en biblioteca, ni en librerías. Con suerte los encontramos en páginas en internet para traerlos de no sé dónde. Entonces, en algún momento nos gustaría generar ese espacio, pero no son metas muy próximas.

¿Cómo te sientes viendo que está funcionando tu idea?

Me siento contenta, obviamente, porque es un proyecto muy autogestionado, que nació muy de lo personal, entonces, verlo crecer, ver que ahora es algo que tiene casi vida propia y es mucho más grande que nosotras, es muy rico y muy satisfactorio. También me siento muy esperanzada, no sólo por lo que pueda alcanzar el proyecto, sino porque podemos ser un aporte también. Quizás, me da esperanza que seamos un granito pudiendo colaborar en este cambio cultural que el feminismo avoca.

¿Y te ves dedicándote a algo así en lo profesional?

En lo profesional me gustarían varias cosas. Me cuesta definirme en el campo de la comunicación, sobre qué áreas me gustan más o qué quisiera hacer yo el resto de mi vida. Me atraen mucho las comunicaciones y la Comunicación, con C mayúscula, en todas sus formas y formatos. Si hablamos del trabajo mediático, lo que estoy logrando hacer ahora con la página web me encanta, sobre todo cuando le puedo añadir una perspectiva de género, o, por ejemplo, que puedo hacer investigación con temáticas relacionadas al feminismo o con perspectiva de género como es mi tesis. También, lo que es comunicación institucional. Todas estas áreas me gustaría vincularlas al feminismo, pero no sé todavía cómo.

Me gustaría realizar algún magíster con temáticas relacionadas. Incluso, me he planteado hacer clases, apoyar en la Escuela con estas temáticas o hacer un optativo, que sería un sueño. (…) Me gusta mucho la Escuela y los perfiles que tienen los profesores, me gusta que estén súper fuertes las perspectivas críticas que tienen, entonces, agarrarse de eso sería bacán, siendo un aporte en esa área.

 

La inscripción al Club de Lectura Feminista está abierta a todas y todos y se puede realizar por el sitio web: www.clubdelecturafeminista.cl. Para las reuniones mensuales las inscripciones son vía correo electrónico en hola@clubdelecturafeminista.cl.  Y toda la información está en el Fan Page de Facebook: https://www.facebook.com/clubdelecturafeminista/.

 

Por Cristofer Díaz

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

 

Comentarios

comments powered by Disqus