Daniel Jiménez, nuevo académico del Magíster en Comunicación PUCV: “el programa de magíster es acorde a los cambios sociales que estamos viviendo”

El profesor impartió clases de posgrado durante 2017, pero este año se integra al cuerpo de docentes del programa. Entre sus especialidades está la comunicación digital, la cual asegura que ha cambiado la manera en que se relacionan las personas. El académico, además, fue parte del proceso que significó la acreditación por cinco años al Magíster en Comunicación.

¿Cómo se gestó su llegada a la Escuela de Periodismo?

Empecé el año pasado haciendo un electivo bastante entretenido de Visualización de datos para el Magíster en Comunicación. Fue bastante entretenido, porque habitualmente se habla en los medios sobre las competencias que deben tener los periodistas en el entorno que estamos viviendo. Una de esas habilidades es el trabajo con datos. Nosotros trabajamos con la base de datos de la inmigración que tiene el gobierno de Chile y se llevaron bastantes sorpresas.

Después hice una asignatura llamada Comunicación Digital y Publicitaria, en la que vemos el nuevo escenario mediático, la presencia en las redes sociales y terminamos trabajando con un enfoque de marketing digital y una estrategia en redes sociales.

¿Qué tipo de sorpresas tuvieron sus alumnos?

Hay un debate polarizado que aparece en los medios con mucho desconocimiento. El trabajo con datos de las visas entregadas en los últimos cinco años permite localizar de dónde vienen los inmigrantes, separar por continentes, entre otras cosas. La realidad es muy distinta de esta visión tan plana que existe sobre la inmigración.

¿Cómo se ha sentido durante sus primeros días?

Estoy súper contento. Sigo haciendo clases en el magíster y su programa me tiene feliz. No quiero decir que es serio porque suena cliché, pero es un programa que está súper acorde con los cambios sociales que estamos viviendo.

Por ejemplo, en un curso hay un chico que es profesor de Comunicación y Lenguaje; él quiere generar una aplicación —algo que estamos viendo en Comunicación Digital y Publicitaria— para la enseñanza de su asignatura. Un profesor gestionando contenidos en escenarios digitales, a mí me parece algo fantástico.

Esa es la convergencia que estamos viendo en el posgrado y me parece maravillosa, porque otorga el debate de estos conceptos con personas que están desarrollándose en áreas profesionales. Los alumnos van conociendo el escenario digital como un conjunto de prácticas que llegaron para quedarse y que modifican la forma en que nos relacionamos.

Nada más enriquecedor que un docente utilice las herramientas digitales para enseñar.

SÍ, absolutamente. Él se quejaba de que los profesores de matemáticas trabajaban en el celular con una aplicación, mientras que los de lenguaje no tenían ninguna. Esta sinergia es muy provechosa, para todo el mundo y para mí también.

 

El magíster y su diversidad profesional

¿Cuál es la importancia de la acreditación para los alumnos?

Hay todo un tema formal en la acreditación que siempre es importante. Yo fui testigo de este proceso, de una parte relevante, y te das cuenta del tremendo trabajo que hay detrás. No me refiero solo a la búsqueda de antecedentes, sino a que es un programa que funciona, en el sentido de que hay un trabajo colectivo muy bien dirigido por María Soledad Vargas y eso desemboca en un reconocimiento de acreditación. Hay un esfuerzo gigante, por lo que no es casualidad que este programa funcione tan bien.

Además, el programa lo ha convertido en un referente en la región.

Sí, porque hay personas que le dedican horas y hay temas afectivos. Yo me siento parte, tengo un compromiso afectivo. Preparar una buena clase toma mucho tiempo, pero cuando ves que se forma un diálogo o notas que hay un compromiso de la gente por querer aprender, el feedback es súper bueno.

Uno de los aspectos destacables del inicio de clases del posgrado fue la diversidad profesional. ¿Qué opina sobre este hecho?

Eso es súper interesante. Siempre sentí que era una pérdida cuando había un posgrado en comunicación y asistían solo periodistas. Pérdida en el sentido de que la interdisciplinariedad provoca muchísimos escenarios de discusión que son muy interesantes.

Por otro lado, la comunicación como herramienta es transversal. El nuevo escenario mediático llama a esto y, esencialmente, los distintos enfoques de las profesiones enriquecen esta visión y eso se agradece.

¿Cómo adecua las técnicas de enseñanza a estos múltiples profesionales?

Ahí hay un desafío. Hay que enseñar a los que saben mucho y a los que no tanto, pero también hay que situarse en los distintos enfoques.

Como dice Carlos Scolari, estamos haciendo las mismas cosas con medios nuevos. Por lo tanto, siento que esta transversalidad de disciplinas nos obliga a ampliar el marco de análisis, a tratar de mirarlo no solamente desde el punto de vista periodístico. Hay que entender que estas prácticas ya lo involucran todo.

 

Por Matías González Olguín

Postgrados – Periodismo PUCV

Comentarios

comments powered by Disqus