Profesora Sofía Calvo: “Al vestirnos estamos tomando decisiones políticas”

Con una gran recepción y novedoso contenido, entre el 1 de marzo y 2 de mayo de este año se lanzaron los capítulos de la web-serie “El nuevo vestir, la revolución silenciosa de la moda”, de la profesora y ex-alumna de nuestra Escuela Sofía Calvo, a través su canal de YouTube Quinta Trends.

Con un total de 10 episodios, la web-serie tiene como objetivo mostrar el impacto de las tecnologías en el proceso creativo de la moda, recopilando historias de cómo han modificado o resignificado los procesos de producción y consumo de la moda, en nuestro país. “Pero al mismo tiempo, mostrar las paradojas que significa esta irrupción tecnológica, que suponen, por ejemplo, una re-valoración por lo manual, por lo analógico”, dice Calvo.

¿Cómo ha sido la recepción de la serie?

Ha sido super positiva, desde mi punto de vista. Se ha entendido que la idea es exponer la realidad de la industria local y generar una reflexión al respecto de cómo se están haciendo las cosas y cómo nosotros estamos valorando ese trabajo, o que decisiones de compra estamos desarrollando, y en ese sentido ha sido la interacción.

 

Comunicación y moda

“Mi interés por la moda está vinculada a mi etapa cuando empecé a trabajar”, comenta la profesora Sofía Calvo. “Cuando empecé a trabajar, obviamente, tuve la necesidad de buscar un vestuario, que estuviese más vinculado a ese espacio. Ahí me di cuenta de que había un grupo de marcas jóvenes que estaban ofreciendo un producto más vinculado a un relato identitario que simplemente un relato de tendencias. Y eso me llamó la atención, ese poder comunicacional asociado a la ropa”.

 

¿Cómo comenzó a trabajar esa asociación?

Terminando un MBA, decidí que me interesaría poder mezclarlos, tanto el periodismo como lo aprendido en el MBA, desde esta perspectiva también de análisis de industria. No desde el punto de vista de una mirada de experto de diseñador, sino desde una mirada, primero, bien amateur, que fue derivando en una reflexión mucho más profunda. Me interesaba trabajar desde este análisis respecto a la ropa en su potencial identitario, su potencial comunicacional, pero también como una industria que puede aportar tanto al PIB como a la imagen país.

¿A qué se refiere el concepto de moda identitaria, o moda como comunicación?

Hay una historiadora de la moda que se llama Pía Montalva que habla de la moda como expresión del relato autobiográfico. Habla de que nosotros, a través de nuestra vestimenta, expresamos quiénes somos, expresamos nuestra historia, nuestro recorrido de vida, nuestras experiencias, todo a través de la ropa. Desde ese sentido, a mí me parece que más aún en este siglo donde predomina la imagen y lo visual, cada vez es más evidente este valor identitario que tiene la moda, este poder comunicacional, esta capacidad que tiene de expresar quiénes somos, o quién quisiéramos ser y darnos poder, en el fondo, en el espacio en el que nosotros estamos.

En la medida en que nosotros entendamos que el vestirse no es inocente, sino que también nuestras elecciones de ropa suponen elecciones asociadas a modelos de negocio, a formas de producción, a maneras en que determinadas industrias están mirando el mundo, también nosotros somos conscientes de que al vestirnos estamos tomando decisiones políticas respecto de cómo queremos que sea el mundo y que sea tratado el medio ambiente y los seres humanos que están detrás de ese proceso. Cuando tomas consciencia de eso, tu ropa no solamente te cubre de la desnudez, sino que también habla de tus valores, habla de quien eres, habla de la comunidad en la que tu te mueves.

¿Cómo analiza el campo de la moda en cuanto a esta conexión con la Comunicación en Chile?

El sector moda en Chile generalmente no está dominado por periodistas, sino por diseñadores, publicistas, entonces que periodistas nos tomemos ese espacio y entreguemos una reflexión más crítica y más profunda del sector, más allá de las clásicas denominaciones asociadas a lo frívolo y superfluo, sino que lo empecemos a mirar como industria, creo que es un aporte, no solamente a la maduración de una escena local, sino que también a lograr que esta industria realmente sea una industria creativa que aporte al PIB, y que realmente se convierta en una herramienta de imagen país.

Yo creo que hay mucho por hacer, que no se han explotado ni todos los formatos ni todas las miradas, ni todos los sitios que deberían existir, y que los periodistas pueden tener un interesante campo en la medida de que se salgan de lugares comunes y que empiecen a abordar la moda desde una perspectiva mucho más compleja y holística.

¿De qué forma esta experiencia la aplica desde su docencia?

Yo creo que lo que más intento aplicar desde mi experiencia en este ámbito de la moda, respecto de las clases de Periodismo I, tiene que ver con incentivar a los alumnos a que tengan una voz, a que tengan alguna mirada de mundo, a que no se queden con lo que les presentan los otros, sino que ellos mismos se hagan de una opinión respecto a los sucesos, a las noticias.

En el fondo, cómo se cruzan estos factores, es en este concepto de entender quiénes somos y de expresar esa identidad, en este caso, a través de los textos, a través de un estilo en particular, de una voz propia que salga más allá de los lugares comunes y que esté basada en la investigación, en la rigurosidad y en el reporteo.

 

 

Por María José Sáez

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

Comentarios

comments powered by Disqus