José Calderón y el stand up: “quiero llegar hasta donde el talento me lleve”

José es estudiante de cuarto y hace un año entró al mundo de la comedia. Actualmente lleva treinta presentaciones y acaba de ganar el primer lugar de un concurso cuyo premio es un viaje a Buenos Aires y telonear a Sergio Freire este sábado 21 de julio en Viña del Mar.

 

¿Cuándo te metiste al mundo del stand up?

A finales del 2016. Gracias a una expolola, entré a un taller de escritura de chistes. Ahí empecé a aprender la metodología para convertir estas ideas en cosas chistosas. Cuando terminé ese taller -que no era de stand up, sino de escritura- me dieron ganas de aprender a hacer stand up.

En agosto del 2017 me metí a un taller con León Murillo, donde aprendí mucho también, a pararme en el escenario, a contar lo que había escrito, a ganar seguridad. Al final de ese taller, tuvimos unos shows, en los primeros escenarios donde me presenté, como en Sala MET y en otros escenarios “amigables”, por así decirlo. Desde ahí no he parado, bien entre comillas, porque un comediante tiene como tres horas por semana y yo me presenté una vez cada dos semanas. Las tengo todas contadas, llevo como treinta.

¿Y tienes algún estilo especial?

Sí, desde que empecé el año pasado. Me di cuenta de que tenía un estilo distinto. Muchos comediantes vienen de teatro. Yo no tengo esa formación, así que me metí bien a lo que yo sentía que tenía que hacer y eso me funciona harto. Además, la gente se da cuenta que tengo un estilo “particular”.

¿Cómo vinculas el periodismo con el stand up?

Se complementan. Me ha servido para perder el miedo a lo que uno produce, ya sean chistes, columnas de opinión o cualquier cosa que provenga de ti. Uno aprende a que te guste lo que haces, en un sentido creativo.

Me ha aportado, también, en la escritura. A veces mis chistes pueden ir un poco más allá en relación con la estructura. A veces, le meto actualidad a la rutina lo que, quizás lo puede hacer cualquier persona, pero de no haber estudiado periodismo no lo haría. Es un complemento entre ambas.

¿De dónde creas tus rutinas?

Normalmente son ideas que se me van ocurriendo de la nada, fenómenos que de repente encuentro curiosos y pienso “¿y si le doy una vuelta a esto?”, “quizás puede salir algo chistoso de acá” o “si lo exagero de cierta forma, si le invierto la trama, le cambio los personajes o el ambiente, quizás salga algo”. Uso esos métodos para crear un chiste. También está lo que uno ha vivido, cosas que te han pasado y que sirven. Siempre salen naturales y eso es un plus importante al entretenimiento.

¿Y tu rutina es sobre temas personales?

Sí, trato de, como todo comediante que parte, hablar de mí mismo primero. Uno habla harto de eso porque es lo que uno más conoce. Cuando uno ya tiene armada esa rutina, unos cinco minutos, ya puedes ir probando con cosas distintas, ir metiendo temas de actualidad, cosas absurdas, chistes fuera de contexto o hacer humor con el público y con el momento, jugando con las eventualidades que ocurren. Eso va saliendo de todas partes.

¿Cómo es pararse ante el público?, porque a veces están en otra…

Yo desde chico me mandaba mis momentos de “pintamonos”. Parado frente al público, como cuando era chico, me agarra cierta “adrenalina”, tratando de concentrarme en lo que está pasando. También he desarrollado estar seguro de mí mismo. Pienso entrar más allá de mi nerviosismo. Gracias a eso, uno puede estar pendiente de lo que sucede en el público, de lo que estai diciendo, si alguien está con un trago o si justo empiezan a picar hielo. Es esa concentración “ambiental” la que necesitas tener para estar arriba del escenario y poder dar un 110%, sumándole a tu rutina lo que está ocurriendo, que creo que es importante en el stand up.

 

El concurso

Buffalo, un bar de Viña del Mar, organizó el concurso de stand up que José ganó. Duró tres meses y participaron once comediantes, varios (as) del mundo del teatro y, la mayoría, artistas emergentes de la región y de Santiago.

¿Cómo fue el concurso?

El concurso fue largo. Muchos de los concursantes se fueron yendo en el camino porque es difícil estar todas las semanas yendo y más encima preparando material nuevo o lo más nuevo que se pueda. Entonces, poder mantenerse participando era complicado, es complejo escribir tanto material, en especial para los “comedies” que estábamos ahí, que la mayoría somos como nuevos en esto.

¿Esperabas ganar?

Al principio, sentía que se iba difuminando la cosa, porque la organización no era tan buena. Hubo días que me fue mal. Como uno ganaba por noche y no estaba ganando, incluso pensé en salirme.

Después, en las últimas tres semanas, ya tenía menos nervios, estaba más seguro en el escenario. Empecé, también, a destacarme harto por sobre algunos otros participantes por mi estilo y por ciertas cosas. Entonces, ahí me planteé que podría ser candidato para ganar, pero con algo de inseguridad.

¿Cómo te preparaste?

Me estuve preparando harto para la semifinal y la final. Tenía los textos listos con una semana de anticipación. Entonces, sobre todo para la final, traté de ensayar todos los días con otra gente. En la final todos mostraron muy buen material, incluso, siento que no fui el mejor. Pero, en sumatoria con la semifinal, terminé siendo yo el que mejor lo hizo en relación con el público, porque, en el stand up o en la comedia en general, al igual que en todas las artes, creo que no hay nadie mejor que otro, estrictamente, solo públicos diferentes. Y la forma en que un comediante llega al público, es lo que lo va a hacer destacar por sobre otros.

¿Qué significa telonear a Sergio Freire?

Para mí al principio no era algo tan bacán. De hecho, pensé en ceder el premio.

Pero bueno, Sergio Freire es una buena oportunidad para probarme en el escenario con hartas personas. Son unas 130 personas las que van a estar, las que, probablemente, no los encontraría como público en los lugares que yo frecuento, o no están familiarizados con el stand up. Este público va a ir a ver a Sergio Freire, entonces, va a estar esperando, quizás, cierto estilo. Eso me da “nervio” ahora que lo pienso.

¿Hasta dónde te proyectas en el stand up?

En el taller, en la primera clase, me hicieron la misma pregunta, hasta dónde quería llegar y qué quería hacer con esto. Y yo siempre he dicho que quiero llegar hasta donde el talento me lleve. Y hasta ahora me ha llevado bien lejos, así que supongo que voy por buen camino.

 

José Calderón se presenta el sábado 21 de julio junto a Sergio Freire y el 28 de julio, en un show personal con el comediante “Profe Nacho”, ambas fechas en Buffalo Bar.

 

Por Cristofer Díaz

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

20 julio, 2018

Comentarios

comments powered by Disqus