Sandra Paredes y su experiencia en el Magíster en Comunicación PUCV: “ha sido valioso desarrollar un pensamiento crítico de la realidad de las cosas”

La sencillez y calidad humana de esta periodista ecuatoriana proveniente de Guaranda, una ciudad andina de la provincia de Bolívar, reviven al llamado “patio muerto” de la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso. Señala que durante su estadía en Chile ha aprendido contenidos que en Ecuador no hubiese podido. Antes de abandonar suelo chileno y como agradecimiento a Valparaíso, está trabajando en una propuesta comunicacional, junto a un establecimiento educativo de la zona, que pretende revertir la contaminación medioambiental en la Ciudad Puerto.

 

¿Cómo es el nivel de vida en Guaranda y qué problemas sociales afectan a esta ciudad?

Por tratarse de una ciudad pequeña, hay falta de empleo, por lo que la gente se dedica a desarrollar microempresas. En Guaranda viven personas que buscan dejar atrás una situación difícil que se heredó del gobierno de Rafael Correa. Sin embargo, como ecuatorianos estamos conscientes de que es parte del proceso, que pronto habrá una solución a este problema económico que nos aqueja.


¿En qué se distingue la enseñanza en Guaranda de las grandes ciudades de Ecuador?

Hay mucha diferencia en el campo de las oportunidades. En la Universidad Estatal de Bolívar, donde yo estudié, es poco el aprendizaje que se logra. En mi país, las mejores universidades son privadas, pero acceder a ellas es difícil, porque los costos son bastante altos y eso es un limitante para la gran mayoría de los estudiantes.


Hay un desafío para el Estado ecuatoriano de nivelar estas diferencias entre las grandes y pequeñas ciudades.

Sí, exactamente. Es uno de los retos del Estado, el cual está inyectando capital en las universidades públicas, pero estas entidades no aprovechan esos recursos. Es dinero que se invierte en otras cosas, en lugar de dar la chance a los estudiantes, de entregarles libros o de apoyar investigaciones académicas.


¿Qué diferencias establece entre Guaranda y Valparaíso?

Hay que considerar que Valparaíso es una ciudad que está en vías de desarrollo. Los chilenos pueden acceder a bibliotecas, a la lectura, a escribir proyectos de investigación y más. Hay muchas diferencias. A Ecuador todavía le falta, somos un país subdesarrollado.


Actualmente está trabajando en su trabajo de graduación. ¿Sobre qué se trata?

Estoy trabajando en una propuesta denominada “Plan de comunicación del programa ambiental del Liceo Técnico Profesional Barón”. Este estudio tiene el propósito de que las personas concienticen acerca del problema ambiental en la Ciudad Puerto. Yo soy una habitante de Valparaíso y lamento decir que el Cerro Barón está sucio, hay muchos desperdicios de basura y una falta de reflexión por parte de los vecinos. Como ecuatoriana, quiero dejar un granito de arena en Valparaíso y en Chile. Por lo tanto, dejaré una copia de mi plan de comunicación al municipio porteño para que se tomen algunas medidas y que esta experiencia del liceo sea extendida a otras instituciones educativas y así puedan distinguirse en el tema medioambiental.


¿Qué docente la está apoyando en la preparación de su tesis?

La profesora Karina Toledo me está guiando con respecto al plan de comunicación, estamos compartiendo criterios. He crecido y aprendido mucho con ella, porque es una profesional especializada en el campo de responsabilidad social.


El enfoque en el medioambiente, ¿surgió en su llegada a Chile o ya venía trabajando con esta materia en Ecuador?

Ocurrió en Chile. En Valparaíso pude ver lo que estaba pasando a mi alrededor y eso me empezó a preocupar. Observar el ambiente donde estaba viviendo, que la ciudad no era lo que les mostraban a los extranjeros. En mi caso, me mostraron un Valparaíso lindo, lleno de colores por las fachadas hermosas de las casas y un aire libre de contaminación. Valparaíso es alegre, pero me impactó el poco cuidado de la ciudad. Recuerdo que visité un museo y ahí surgieron mis primeras inquietudes para escribir sobre la contaminación, porque vi una gráfica que señalaba que los animales confunden la comida con el plástico. Me duele mucho que esté pasando eso y que haya operarios del municipio que llevan las bolsas de basura sobre sus espaldas y se lastiman. Aquello es la falta de conciencia de la gente que no sabe reciclar.


¿Cuáles son las diferencias entre el periodismo ecuatoriano y el chileno?

Un aspecto que los diferencia es que los periodistas ecuatorianos sacan a los gobernadores del poder. Algunos medios de comunicación están ajenos a la ideología del oficialismo. Por el contrario, en Chile no veo que pase eso. El Mercurio tiene afinidad con el gobierno y no manifiesta claramente en sus artículos o editoriales sobre la situación que está viviendo Chile. Eso es preocupante.


¿Por qué decidió realizar un Magíster en Comunicación en la Escuela de Periodismo PUCV?

Siempre me gustaron las comunicaciones. Desde pequeña aprendí el hábito de escribir, entonces vine con las expectativas de aprender más acerca de la escritura, de la sintaxis, de lo que es el análisis crítico, de las noticas, entre otros. Acerca de mi experiencia en la Escuela de Periodismo, ha sido muy gratificante. En la PUCV además de valores, te enseñan a compartir, expresarte y formar una opinión. Te ayudan a crecer como persona y profesional. Los docentes de la universidad son especializados en las asignaturas que se imparten y te ayudan a ampliar tus conocimientos a través de distintos casos expuestos durante las clases.


¿Qué destaca de esta experiencia, tanto del magíster como de su estadía en Chile?

El hecho de conocer otra cultura, las tradiciones chilenas y el pensamiento de la gente. Yo daría una buena referencia a los futuros estudiantes, que salgan de su zona de confort y descubran cómo viven en Chile y cómo funciona su periodismo. Por otro lado, yo venía de un sistema muy esquemático que no enseñaba los detalles de la teoría. Pero en Chile, todo es más detallista y te hacen pensar de una manera más crítica. Para mí es valioso, porque entiendo la realidad de las cosas.


Con el aprendizaje que ha adquirido en nuestra escuela, ¿qué proyectos le gustaría desarrollar una vez que haya regresado a Ecuador?

Tengo la chance de regresar a mi trabajo, a impartir clases en la Universidad Estatal de Bolívar. Yo llevaría la experiencia de un pensamiento crítico, porque eso es lo que aprendí aquí. Quiero que mis estudiantes aprendan a explicar, a dar una opinión, a pensar críticamente lo que está pasando en su entorno. Tendrán mejores oportunidades si es que empiezan a desarrollar el pensamiento. Siento que eso faltaba en mí y lo aprendí, aquello me hace diferente.

 

 

Por Matías González Olguín

Postgrados – Periodismo PUCV

14 septiembre, 2018

Comentarios

comments powered by Disqus