Pedro Neira y Felipe Díaz, estudiantes Periodismo PUCV: “El fútbol nos apasiona”.

Pedro Neira y Felipe Díaz se integraron a nuestra Escuela a principios de este año. Ambos cuentan con gran cantidad de experiencia previa destacable en el fútbol. Sobre vida estudiantil y el deporte, conversamos con ellos. A continuación, lo que nos dijeron:

¿Cómo llegan a nuestra carrera? ¿Por qué periodismo?

Pedro: Yo primero postulé por cupo deportivo a la Católica. A mediados de diciembre me dieron el sí. Luego por vía PSU. (Periodismo fue) una decisión que tomé desde segundo medio.

Felipe: A los 16 años estaba estudiando a la vez que integraba el equipo de San Antonio Unido. Parte de eso me motivó a decidir en tercero medio a estudiar periodismo. Di la PSU dos veces, y mientras me preparaba para la segunda, tras los entrenamientos, complementé con los preuniversitarios. Si bien no quise entrar por cupo deportivo, sino por PSU, lo primero que hice fue probarme en la Selección de Fútbol de la universidad.

¿Qué les llama la atención del periodismo? ¿A qué les gustaría dedicarse?

P: Me gusta la cercanía que tiene la Escuela con la gente, lo que por ejemplo se manifiesta a través de las redes sociales que tiene, además de la gran cantidad de actividades que se realizan.

Me proyecto definitivamente en el área deportiva, donde quiero conjugar lo que ha sido mi vida en el deporte y lo que me encuentro estudiando.

F: También me llama la atención eso. La variedad de la misma gente que integra la comunidad, desde ideologías hasta pasiones deportivas. Me gusta mucho eso de esta carrera. Las mismas historias que vamos conociendo. Pretendo trabajar en el área deportiva, es lo que más encuentro interesante y me apasiona.

¿Por qué creen que el deporte es digno de contar? ¿Por qué co existe tan bien con el periodismo?

P: Conecta a la gente. El deporte, por ejemplo, el fútbol, te permite competir y viajar a otros lugares y relacionarte con la gente. Independiente de eso, la posibilidad de abrirte a nuevos contactos siempre estará presente también. El deporte, en el fondo, es contacto.

F: Además, el deporte, desde la visión periodística resulta interesante. Es “interesante” para nosotros y para el público. Esa conexión ocurre. Junta al público. Prácticamente a una escala mundial, ya que es un lenguaje universal.

Felipe, cuéntame sobre tu experiencia como jugador ¿Cómo fue que sucedió eso?

F: Desde chico estuve en equipos de fútbol. A los 16 años decidí probar suerte en San Antonio Unido, en un proyecto de cadetes que se estrenaba el 2014 y en el cual fuimos a jugar con Rangers o Ñublense, entre otros equipos que integraron la Primera B del fútbol juvenil. Al otro año, para sorpresa de nosotros, las dos divisiones se unieron, lo que cambió todo: nos enfrentamos a Colo Colo, Universidad de Chile o la Católica.

Ahí, gestionar mi tiempo en el colegio resultó un poco complicado, pero decidí hacerlo, para así lograr a los 17 años estar en el primer equipo de San Antonio, debutando y todo. Estando en el equipo, logré tener mucha cercanía con los periodistas de la zona, que me incluyeron en reportajes y entrevistas. El ver el trabajo que hacían me motivó a estar aquí.

También estuve en Colo Colo durante cuatro meses. Tuve un problema con mi pase de jugador que me impidió ir allá de manera definitiva, pero regresé a San Antonio Unido.

¿Alguna anécdota de la que tengas buen recuerdo de éste período?

F: Cuando me entrevistaron por primera vez, me dijeron que hablaba como argentino (risas), y me pidieron que explique cómo había llegado ahí. En San Antonio tuve compañeros de renombre, por ejemplo, al Daniel “Chucky” González, a Adán Vergara y Humberto “Chupete” Suazo.

Con el Chupete tuve muy buenas experiencias. De chico lo veía siempre cabizbajo y él era muy cerrado con la prensa. Era muy poco mediático. No le gustaba salir. Eso fue muy interesante, porque me di cuenta tempranamente que es muy diferente conocer a alguien a través de los medios que cuando lo haces de una forma directa. Él era completamente distinto: cercano y sencillo, nos llevaba desayuno… absolutamente distinto de lo que se veía en los medios respecto a su persona.

Pedro, ¿y qué tal tu experiencia?

P: Desde los 12 a los 14 años fui cadete en Santiago Wanderers. Se me fue imposible distribuir los tiempos, debido a la exigencia del colegio en el que estaba, pero continué en el fútbol amateur, llegando a instancias grandes en las ligas. Me llamaron por San Luis y Everton. Opté por San Luis ya que me era más familiar. Estuve un mes de prueba y luego quedé, estuve dos meses más, pero por preferencia de dedicarme a los estudios dejé un poco de lado el profesionalismo en el fútbol.

¿Es excluyente la práctica de un deporte y los estudios?

P: No diría eso, al menos aquí. Lo que es la Selección de Fútbol está muy bien fomentado. El entrenador motiva a seguir perfeccionándose. Si bien la lejanía en el caso de la Escuela es un factor a tener en cuenta, creo que la actividad física es parte fundamental de cualquier ambiente universitario.

F: Hay factores que a veces juegan en contra (…) flexibilizar los horarios sería bueno, considerando que practicamos en un recinto en Concón.

¿Cómo es el trabajo en la Selección?

P: Riguroso. José Manuel, el entrenador, trabaja con la Selección Chilena, las inferiores. Todos quienes participan, conocen muy bien el rubro. El trabajo físico requiere dedicación, y los objetivos son muy grandes: siempre debe ganarse el (torneo) nacional.

F: Me sorprendí al entrar. Durante el verano había hecho una pre-temporada con un equipo profesional, lo que me hacía cuestionarme si el rendimiento aquí sería de buen nivel. Fue todo lo contrario, física y futbolísticamente está muy capacitada. El entrenador siempre nos motiva, si no es en entrenamientos, tenemos pauta para entrenar en nuestras casas. Todo muy profesional. Los jugadores no regalan nada: podrían estar en cualquier equipo profesional.

 

Ping-pong:

Un equipo: Universidad de Chile (ambos).
Un jugador: Claudio Bravo (Pedro), Cristiano Ronaldo (Felipe).
Una meta: Ser campeón de todo (Pedro), Ser campeón del Sudamericano (Felipe).
Periodismo: Rodrigo Herrera (Pedro), Rodrigo Sepúlveda (Felipe).
Un ídolo a seguir: Mi papá (Pedro), mi papá (Felipe).

 

Por Daniel Gallardo

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

12 octubre, 2018

Comentarios

comments powered by Disqus