Leopoldo Borgoño, ex-alumno: “Mientras la moda se siga viendo como algo frívolo, no la comprenderemos totalmente”

Leopoldo Borgoño estudió en nuestra Escuela y hoy se encuentra trabajando como encargado de comunicaciones y relaciones públicas para el Museo de la Moda, en Santiago. Sobre los límites del periodismo, su posibilidad de coexistir con la moda, y la moda como expresión en sí misma, además de su interés personal en ello, conversamos con él, y esto fue lo que nos dijo:

 

¿Cómo llegas tú al Museo de la Moda? ¿Qué te motiva a seguir ese camino?

Al poco tiempo de egresar, recibí una propuesta del director, Jorge Yarur Bascuñán, y de la Fundación Yarur Bascuñán para trabajar en un proyecto: un refugio de animales que alberga y rehabilita a 600 perros que han sufrido maltrato y abandono en Melipilla. Como social media y encargado de comunicaciones del Refugio Tu Amigo Fiel, me entusiasmé al conocer la historia de esta organización. En abril de 2018, él mismo me ofreció tomar el gran desafío de estar a cargo de las comunicaciones y relaciones públicas del Museo de la Moda.

Fueron dos cosas las que me motivaron aceptar este desafío, lo primero fue la energía y pasión que Jorge entrega en sus proyectos culturales; cuando estudiaba en la Universidad y veía las noticias en los medios nacionales, no comprendía cómo una colección de 17.000 mil piezas, compuesta principalmente por vestimenta, calzados, revistas, ilustraciones, sombreros, artes decorativas, guantes, colecciones de tenis y fútbol, entre otras miles de piezas icónicas podían estar en Chile; o cómo exposiciones como “Volver a los 80”, “Marilyn” o “Recordando a Diana” podían encontrarse en un excelente estado de conservación en nuestro país. La respuesta fue inmediata: solo un hombre visionario puede desarrollar estas iniciativas y todo lo que tenga relación con enriquecer la cultura de nuestra sociedad me es motivo suficiente.

Cuando entré a la Universidad tenía miedo que las asignaturas no dieran espacio al tema de la cultura, las artes y el patrimonio. Sin embargo, me di cuenta que estaba equivocado, la malla de la Universidad me ofrecía asignaturas y optativos que enriquecían mi formación. Por otra parte, en la propuesta de Jorge Yarur, vi que podía desarrollar todas mis aptitudes comunicaciones y artísticas; muy agradecido le dije que sí.

 

¿Cuáles son tus funciones ahí?

Mi cargo es ser encargado de comunicaciones y relaciones públicas, principalmente trabajo en campañas comunicacionales para las exposiciones, relacionamiento con universidades, colegios, fundaciones, instituciones gubernamentales y culturales. Organización de visitas guiadas, charlas especializadas, actividades con escuelas de diseño, contenidos web y encargado de redes sociales.

 

¿Cómo ha sido trabajar con el director del museo?

Nunca había conocido una persona tan creativa y visionaria como Jorge Yarur, tiene una mirada tan moderna de todos los temas que te puedas imaginar. Es muy asertivo en sus proyectos culturales y eso me ha permitido aprender mucho (…) Ha sido muy gratificante trabajar con él, me ha permitido desarrollarme profesionalmente en un área donde tienes mucha libertad para crear y proponer temas sobre la mesa. También puedo desarrollar mi vocación social que también cultivé en mi época universitaria con red alerta PUCV y Vive Salud PUCV. Hoy los museos son más que proveedores de cultura, son entidades que deben estar conectadas con los fenómenos sociales que les rodea.

 

¿Puede considerarse la moda como expresión histórica?

Totalmente de acuerdo. La moda es historia y patrimonio: a través de ella podemos analizar a una sociedad completa. Sus transformaciones, su identidad. Lo que hace el Museo de la Moda en estos días aparte de la conservación y restauración es educar a la sociedad chilena que la moda, no es solo frivolidad y pasarelas de alta costura, además es expresión cultural y social.

 

En la misma línea… ¿qué relación ves tú entre el periodismo y la moda?

En primer lugar creo que la formación de periodista en moda ha ido creciendo, pero aun así no están incluidos con el verdadero protagonismo que debiese tener en las mallas técnicas y/o universitarias. El periodismo y la moda pueden desarrollar investigación, entrevistas y estudios, se puede acceder a documentación y bibliografía, la industria es tan grande que se pueden generar nuevos contenidos a cada momento, sin embargo, mientras se siga entendiendo la moda como algo “frívolo” y “farandulero” (y en este sentido muchos medios tienen la culpa por abordarla de manera superficial), no la comprenderemos con la calidad y seriedad que el periodismo especializado le ha otorgado.

El ejemplo más cercano en el Museo de la Moda se vivió en sus inicios, cuando los medios de comunicación solo difundían el costo de adquisición de una prenda y no la importancia histórica que una pieza icónica representa para la sociedad. Hoy en día el periodismo y la moda han encontrado muchos más contenidos profundos y especializados, que van más allá de cuánto costó el sostén de Madonna diseñado por Jean Paul Gaultier o el vestido de Diana de Gales.

El ejemplo más cercano de que el periodismo y moda pueden convivir, lo observé desde la Universidad con el blog de la profesora Sofía Calvo, quien a través de su blog Quinta Trends, realiza un trabajo profundo de investigación, entrevistas y análisis de marcas.

Tal como lo define su creadora, Quinta Trends entiende la moda como una parte fundamental de la identidad e historia de Chile y, además, se conecta con la actualidad y lo que está pasando en la moda a nivel global, cubriendo eventos y haciendo notas periodísticas. He sido testigo del prestigio de esta plataforma en el día a día y me alegra saber que hay alumnos y alumnas en nuestra Escuela de Periodismo que se interesen por la moda y la era digital.

 

Desde tu perspectiva: ¿qué rol posee la moda en nuestras vidas?

Opino que a través de nuestra vestimenta podemos expresar lo que vivimos en determinados momentos de nuestras vidas, asociándose a nuestros gustos, nuestra forma de pensar, muchas veces con la indumentaria queremos gritar algo al mundo. Hoy en día estamos mucho más consciente del poder de la industria de la moda en la sociedad, nos hemos vuelto más críticos con los cánones de belleza, los estereotipos y somos más cuidadosos con lo que compramos y queremos usar. La ropa nos ayuda también a definirnos socioculturalmente.

 

¿A qué celebridades has tenido oportunidad de conocer y cómo ha sucedido?

En abril se inauguró la exposición “Siendo el Futuro 1889-1918 / 1989-2018”, en la ocasión se nombró a Kate Moss como la embajadora del Museo de la Moda, fue impresionante conocerla y ver que, pese a que fue una supermodelo de los años 90’, se mantiene tan vigente y conectada con las generaciones de ahora.

Por otra parte, el Museo de la Moda en el extranjero tiene un reconocimiento que lo ubica como el quinto de su estilo a nivel mundial. Su prestigio le ha permitido desarrollar conexiones con museos tan importantes como el Victoria & Albert Museum y el Kensington Palace de Inglaterra y el Musée des Arts Décoratifs de Francia. Por este motivo que nuestro director viaja constantemente a Europa para trabajar proyectos en conjunto. Gracias a él, tuve la oportunidad de conocer a la directora del Palais Galliera, Miren Arzalluz, también a la directora de comunicaciones del Musée des Arts Décoratifs, Pascale de Seze, y a su curador principal, Denis Bruna.

Luego, más relacionado con el área educativa, hace unas semanas estuvimos en Valparaíso y Santiago con el diseñador de Michael Jackson, Michael Bush, realizando charlas en escuelas de diseño. Jorge se encuentra muy preocupado de entregar a los jóvenes contenidos que aporten en su desarrollo profesional. Más de 200 alumnos de distintas casas de estudios de la región llegaron a escuchar su experiencia laboral como vestuarista del rey del pop, aparte de ser muy profesional, mostró todo su carisma y cercanía cuando se dio el tiempo de sacarse una foto y firmar un autógrafo con cada uno de los invitados.

También para la inauguración de la muestra “Kurt Cobain, más allá de la música” vinieron a Chile Kim Cobain y Olivia O`Connor, hermanas del vocalista y líder de Nirvana. Con el equipo del museo viajamos a Valparaíso para que conocieran los encantos del puerto, subimos por el ascensor Reina Victoria, caminamos por el Cerro Alegre y Concepción y terminamos en plaza Sotomayor. Olivia, que se mueve en el mundo de las artes, quedó maravillada con las tiendas y arte callejero.

 

¿Tienes algún plan importante para el futuro cercano?

Me encantaría formar un taller de periodismo en algún colegio. Es fascinante trabajar con niños y niñas de todas las edades. De hecho, mi vocación por la carrera surgió con mi participación en los talleres que se hacían en mi colegio. En el Liceo Parroquial San Antonio de Viña del Mar íbamos a reportear, hacíamos caricaturas con actualidad del día a día y también llenábamos el mural, que se llamaba Memoristorio.

 

¿Qué aprendizajes rescatas en lo que llevas de tu labor?

Es impresionante como los museos a nivel mundial han tenido que emigrar sus contenidos al mundo digital para entregar contenidos culturales y nosotros los periodistas hemos tenido que incluirnos en este barco digital o simplemente nos quedamos fuera de los nuevos paradigmas de la comunicación. Ahora por Instagram stories o un vídeo en Facebook de 60 segundos puedo trasmitir una crítica, un pensamiento y llegar a más personas. Opino que hoy tenemos muchas herramientas para ser comunicadores activos. Por otra parte, en el mundo del marketing las agencias de comunicaciones han tenido que cambiar sus estrategias para llegar a diferentes targets, apostando por destinar recursos en influencers y no tan solo en los medios tradicionales. He aprendido mucho, llevando los contenidos de la universidad al campo laboral.

 

 

Por Daniel Gallardo

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

19 noviembre, 2018

Comentarios

comments powered by Disqus