Profesora María Eugenia Moreno y su experiencia en el Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos

Durante el 30 de mayo y hasta el 5 de junio se desarrolló la 18 Versión del Festival Internacional de Cine de Derechos Humanos (FICDH) en Buenos Aires, Argentina. Bajo el lema “Abramos el juego”, la temática de este año fue los derechos de los niños, niñas y adolescentes. Esto, con el propósito de visibilizar y profundizar el debate sobre el tema y encontrar, a través del arte, nuevos espacios de empoderamiento que puedan ser replicados como herramientas de transformación individual y colectiva.

La profesora María Eugenia Moreno tuvo la oportunidad de asistir junto a cuatro estudiantes del curso Documental como Documento y nos cuenta sus impresiones sobre el Festival y su mirada al rol del periodista en el área documental:

 

¿Cómo nace su interés por asistir al Festival?

Esta es una temática que yo vengo trabajando hace muchos años aquí en la Universidad y antes en la televisión también. Siempre me interesó el área de Derechos Humanos y y esta temática vinculada al documental, la vi como una experiencia muy buena de poder transmitir a los alumnos lo que había pasado en los últimos años en la historia reciente de América Latina, entonces, se me juntaron las dos cosas. Ahora, los Derechos Humanos son mucho más que la historia reciente, pero aquí como periodistas lo quisimos enfocar en la historia reciente de América Latina, justamente porque se desconoce.

 

¿Qué documental del Festival le llamó especialmente la atención?

Entre las películas argentinas hubo cosas estupendas. Por ejemplo, hay una que me llamó la atención que se llama ¿Quién mató a mi hermano? que trata de una injusticia a un menor de edad. En Argentina, un chico es detenido porque creen que es delincuente y no es. No le dan posibilidad ni de salir, lo torturan y finalmente lo tiran en un lugar. Entonces, la hermana se hace cargo de este tema y gracias a su discurso y sus ganas tiene el poder de convocar un montón de organizaciones en este tema.

La película pasa de ser una cosa tan puntual y de repente se va transformando en una movilización social increíble. Bueno, ganó el primer premio en la categoría de documentales nacionales.

 

¿Hubo presencia nacional dentro del Festival?

Poco, poco. Ahora con el tema memoria tal vez, el tema memoria siempre está presente. Por ejemplo, me llamó mucho la atención el juicio que se está siguiendo en Italia. Italia fue quien levantó este juicio contra acusados por la operación Cóndor. Para mi fue muy impresionante ver esta película que se llama La memoria del Cóndor. La voy a ver, veo lo del proceso judicial que se lleva a cabo en Roma, todo eso ya más o menos lo sabía, pero de repente me entero en la misma película que uno de los protagonistas es un detenido desaparecido amigo mío.

Él era un amigo mío, la mamá de él me hizo clases en la universidad y una vez que vino el golpe cada uno partió por su lado y un día supe que nadie lo encontraba. Lo más increíble es que él era fotógrafo, estudiaba en la Universidad Técnica del Estado en ese tiempo -hoy es la de Santiago- y yo conservo fotos de él, que le sacó a los niños. No éramos íntimos amigos, pero nos queríamos mucho con Juan, entonces, es muy impresionante que a veces estás viendo algo y te encuentras con algo que te toca de alguna u otra forma.

 

¿Hay alguna anécdota que pueda contar de la experiencia de participar del Festival?

El día de la inauguración estuvo Estela Carlotto y al lado de ella estaba Buscarita Roa que pertenecen a las Abuelas de Mayo y fue muy lindo poder hablar en vivo y en directo con las abuelas y los chicos tuvieron también la posibilidad de hablar con ellas y de ver quiénes eran, cómo eran, cómo se movían, es muy bonita esa parte. Yo encuentro que es una gran experiencia estar ahí, porque termina la película y tienes la posibilidad de conversar con los realizadores, de preguntarles desde la factura del documental hasta la temática.

 

El área documental se está abriendo como un campo laboral para los profesionales del periodismo ¿cuál es su mirada frente a esto?

Hoy día la televisión tradicional ya se está perdiendo y están llegando otros formatos. Y este es uno de los formatos, además a los jóvenes les gusta porque es más de autor, es más libre, pero igual tienen que tener la rigurosidad de tener todo investigado.

Los periodistas hoy día están muy insertos en lo que es la investigación periodística y para mí esa es la base del documental. Primero está la idea y la investigación periodística. Se añade a esto una buena dirección de fotografía, una buena dirección en general y una buena producción, pero si la idea no pesca y la investigación no es rigurosa, no funciona. Ahí está el papel de los periodistas, yo creo que, aunque esta no es una carrera audiovisual, sí tenemos que picar un poco todos estos elementos que nos ayudan a poner en imagen y hacer un buen producto tanto para afuera como para la Escuela.

 

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

 

27 junio, 2019

Comentarios

comments powered by Disqus