Sebastián Maturana, estudiante de primer año e integrante de la Sociedad de Debate PUCV: “La gran idea que tenemos es que más gente conozca la disciplina porque sirve mucho”

El pasado 5 de julio, Sebastián Maturana, estudiante de primer año de nuestra Escuela se tituló campeón nacional de la Liga Chilena de Debate junto a su pareja de competencia Daniela Toledo. Miembro de la Sociedad de Debate de la PUCV, nos comentó sobre su experiencia en esta disciplina:

¿Cómo empezaste en el debate?

Casi por accidente. En el 2015 cuando estudiaba otra carrera en la Universidad de Valparaíso, teníamos un ramo que se llamaba Expresión Oral y una de las pruebas era hacer un debate. A ese debate iban la profe del ramo y tres tipos que eran del equipo de debate de ese tiempo. Ofrecían ayuda para asesorar a la profe y evaluar la actividad, pero, en realidad, iban como a cazar talentos. Entonces cuando encontraban a alguien que decían “ya igual el tipo/a tiene habilidades”, lo llamaban para entrenar con él. Me llamaron, fui sin esperar nada y agarré vuelo.

¿Cómo es el proceso de preparación para un torneo?

Depende. Porque nosotros practicamos un formato de debate que se llama Parlamentario británico que tiene la particularidad de que es muy improvisado. De hecho, te dan el tema con quince minutos de anticipación. No puedes usar internet, nada, es con todo lo que tienes en tu cabeza. Entonces, los entrenamientos no son tanto de aprenderse discursos o de estudiar una materia en específico, sino que son entrenamientos de debate y argumentación. Entrenamos dos veces a la semana, los miércoles y los viernes. Lo que hacemos es esencialmente eso, nos dan temas distintos, debatimos ahí mismo en ensayo y después revisamos qué hicimos bien, qué hicimos mal. También hacemos clases de argumentación, clases de contra argumentación.

¿Cómo fue la experiencia de ganar la Liga?

Rara. Porque igual he competido hace harto tiempo y no había tenido la suerte de ganar un torneo. Con la Dani empezamos a debatir juntos en mayo, más o menos. Este formato de debate se trabaja en parejas, agarras a alguien y lo atesoras con tu vida y van los dos juntos a la pelea. Entrenamos un poco y fuimos a competir a un torneo regional chico que se hizo en la Universidad de Valparaíso y lo ganamos. Seguimos entrenando y nos fuimos a la Liga y la ganamos.

No me lo esperaba. Igual sentíamos que éramos buenos como para llegar a la final, a la semifinal, no quizás para ganar el torneo. Es gratificante y frustrante a la vez porque como llevamos cinco años en esto es como un premio al trabajo. Aparte, que sea en parejas a mí me gusta mucho porque siento que es lindo ganar con una persona en particular. Y frustrante también porque sentimos que no se vio tanto como nos gustaría. Y no es tanto por nosotros, sino porque queremos que la disciplina agarre vuelo, es una disciplina que sirve mucho, entonces, es frustrante. Tiene ese agridulce.

¿Qué habilidades del debate pueden ser de ayuda para el periodismo?

Todas. El debate, sobre todo el formato que practicamos nosotros, que es improvisado, te enseña a ser buen orador. Entonces, para todos los ramos, qué se yo, de tele, creo que viene después radio, nos debería ir bien. Te enseña a argumentar y contra argumentar, que son cosas muy útiles. Desarrolla mucho el pensamiento crítico que es importante para el periodismo, no solamente redactar los acontecimientos de forma mecánica, sino también darle una mirada crítica y el debate te lo enseña mucho porque tienes que aprender a criticar todo. 

¿Qué expectativas tienes ahora tras el triunfo?

Sin ánimos de pecar de soberbio, con la Dani queremos juntar fondos para ir al mundial y al sudamericano el próximo año. Queremos competir de igual a igual, vamos con la idea no de ir a pasear, sino con la idea de pelear el campeonato, esa es la expectativa. Y ojalá que el equipo pueda llevar más gente porque la idea es que no solo vayamos nosotros dos, sino que tenemos más parejas que compiten y la idea es que ellos también vayan.

En términos competitivos, ir a pelear los torneos, sentimos que tenemos capacidad para hacerlo y, en términos de la disciplina, que se masifique. En el equipo igual no somos tantos, quince personas más o menos. Nos falta financiamiento, nos faltan espacios. La gran idea que tenemos es que más gente conozca la disciplina porque sirve mucho, se pasa bien, no es tan ñoño como se ve de afuera.

Por Paola Toledo

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

6 septiembre, 2019

Comentarios

comments powered by Disqus