Proyecto CUVIC realiza talleres para niños y niñas que participan en Al Cubo, Programa de emprendimiento escolar PUCV

Por segundo año consecutivo, Periodismo PUCV es invitado a colaborar con el Programa Al Cubo de la Dirección de Innovación y Emprendimiento PUCV. A través del Proyecto CUVIC – Colectivo Universitario de Vinculación y Comunicación Ciudadana, nuestra Escuela apoya con herramientas para mejorar la difusión de proyectos escolares de diferentes establecimientos de la región de Valparaíso.

Claudia Reyes, encargada de los clubes de emprendimiento y ejecutiva de proyectos de Programa Al Cubo, explica que “esto se impulsó para crear, en edades tempranas, todo lo que es el emprendimiento, motivarlos e incentivarlos. Los niños tienen habilidades creativas e innovadoras, entonces la idea es poder potenciarlas. Estamos muy agradecidos con la Escuela de Periodismo, porque nos fomenta, justamente, lo que es la creatividad, para que estos niños tengan más ideas para dar a conocer sus proyectos”.

“Nuestro aporte, como Escuela de Periodismo, tiene que ver con instalar esa mirada comunicacional en la construcción de mensajes, más que el uso de la plataforma en específico. En ese sentido, es súper entretenido, porque muchas veces se sorprenden, no por la gran teoría que les estamos diciendo, sino porque, a veces, esto es tan obvio y natural que ellos mismos también lo están haciendo cotidianamente. Los y las niñas son súper receptivos, están comprometidos con sus proyectos, que hablan mucho de cómo van observando a csu propia comunidad, a sus compañeros, su entorno, para dar soluciones para ellos mismos”, explica la jefa de Vinculación con el Medio de Periodismo PUCV y directora de CUVIC, Daniela Lazcano.

La capacitación se dividió en dos sesiones con la participación de los estudiantes voluntarios de CUVIC. En el primer taller, se aplicaron herramientas de comunicación estratégica para identificar cuáles son los elementos fundamentales de sus proyectos, como objetivos y públicos, y los aspectos más importantes de dar a conocer. En el segundo taller, se trabajó en cómo construir el mensaje a comunicar adecuándolo a diferentes formatos como videos para Instagram o afiches para imprimir y difundir en sus propios colegios.

Parte del equipo de Proyecto Cuvic participó en las capacitaciones realizadas, de izquierda a derecha: Rafaella Zuleta, coordinadora CUVIC; los estudiantes Nicolás Papic, Gabriel Saldivia y Kathalina Balboa; y la profesora Daniela Lazcano, directora de CUVIC.

Nicolás Papic, estudiante de Periodismo PUCV y voluntario de CUVIC, comenta que “ha sido una buena experiencia, es como el sueño que uno tenía cuando era más chico. A veces, a uno se le ocurrían ideas y quedaban en el cuaderno. Entonces, lo que hoy estamos haciendo como CUVIC, es trabajar con herramientas para que puedan dar ese paso más allá, para que ideas que son buenas salgan del cuaderno y del plano imaginario. Ir dando pasos para que, cada vez más, se sienta como un proyecto real. Los chicos se ven con hartas ganas, son proyectos que vienen de ellos, tienen mucho talento, se ven muy dispuestos a recibir ayuda y a seguir complementando cosas que ya saben”.

Los colegios participantes pertenecen a las comunas de La Calera, Quillota, Quilpué, San Esteban, Valparaíso, entre otras. En los talleres participan un grupo de escolares junto a su profesor. Los proyectos son variados y van desde invernaderos comunitarios a una sala donde a través del ajedrez se enseña los niños a controlar sus emociones. Proyectos diferentes, pero que responden a las motivaciones de los propios niños, siendo impulsados por ellos como protagonistas de su entorno y agentes de cambio a nivel local.

El profesor de la Escuela Superior N°1 de Quillota, Rodrigo Olguín Salinas, comenta: “Trabajo con sexto básico en la asignatura de Historia y Formación Ciudadana. Nuestro emprendimiento se llama “Mi ciudad en un pin”, donde los elementos más importantes de la ciudad lo transformamos en un pin, los niños lo imprimen y lo pintan en un plástico que se achica al meterlo al horno. Nuestra experiencia ha sido motivadora, porque estos chiquillos siempre tienen ganas de hacer cosas, estas instancias que motiva la universidad son enriquecedoras, me gustaría volver a repetir la experiencia y seguir con la historia y el patrimonio”.

Por su lado, la profesora de tecnología de la Escuela Darío Salas de Quilpué, manifiesta que trabajar con sus alumnos fuera del aula en un taller totalmente distinto a las clases, les hace vivir otro tipo de experiencias. “Ahora queremos que todos los días funcione el taller. Hacemos papel reciclable, plantable y aromático, es muy innovador. Vamos a hacer tarjetas, separadores de libros e invitaciones que utilizamos para el colegio. Las capacitaciones han sido muy buenas, desde el inicio, cuando nos enseñaron a hacer un pitch, hasta ahora que enseñan las TICs y dejan a los chicos hacer sus propias presentaciones”, comenta.

Por Andrea Riveros
Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

22 noviembre, 2019

Comentarios

comments powered by Disqus