El simbolismo tras la quema de El Mercurio de Valparaíso: una interpretación del profesor Fernando Rivas

“Gobierno decreta el Estado de Emergencia y toque de queda en toda la región de Valparaíso”. Así tituló El Mercurio de Valparaíso su portada del 20 de octubre de 2019, con una imagen de su propio edificio siendo consumido por las llamas iniciadas en la protesta de la noche anterior. 

Este hito que marcó el inicio del estallido social en nuestra región, fue la fuente de inspiración para la pluma del profesor de la Escuela Fernando Rivas. En el libro titulado El incendio de El Mercurio de Valparaíso: la purificación de un trauma histórico y social, el académico se aventura con una interpretación simbólica y personal sobre este hecho. 

Se trata de un texto de 100 páginas publicado a finales del año pasado que en cinco artículos analiza los elementos propios del incendio, así como da cuenta de la labor de este diario en el tiempo. “Hay un artículo que está dedicado a Domingo Faustino Sarmiento y su participación en el diario en el siglo XIX (Valparaíso, Sarmiento y El Mercurio: un ejemplo de construcción cultural de la nación), por ejemplo, y después una investigación acerca de lo que significa ‘El Mercurio miente’ y cómo se da históricamente esta frase a nivel nacional (Semiótica de una imagen rupturista: chileno, El Mercurio miente)”, explicó el profesor. 

 

Una mirada personal 

El Mercurio de Valparaíso abrió sus puertas en 1827 y por lo tanto, ostenta el título del diario en circulación más antiguo del mundo en lengua castellana. Dentro de esta vasta trayectoria, el también doctor en historia se desempeñó como periodista durante 17 años, por lo que en esta publicación no pudo faltar una aproximación personal a los hechos.

El profesor Fernando Rivas es periodista y doctor en historia por la Universidad de Chile.

“El incendio en particular me marca porque trabajé ahí durante mucho tiempo y conocí la interna del diario. No reniego de ello, al contrario, me siento muy afortunado de haber conocido gente ahí, de haber convivido con muchos periodistas y de haber hecho mi vida en ese diario porque era un ambiente bastante acogedor. Uno podría pensar que no lo era por todo lo que significa El Mercurio como institución, pero no, la gente era muy amable”, relató. 

Sobre cómo se enteró del incendio, añadió que “me impactó. Yo no estaba en la zona cuando se produjo el estallido social, venía llegando de La Serena y llegué el día 19 cuando se produjo la quema del diario. Venía viajando y me empezaron a llegar fotografías y videos de lo que estaba pasando. No lo podía creer, entonces, siempre me quedó esta duda de qué significó esa reacción por parte de la comunidad de Valparaíso respecto del diario”. 

 

La interpretación

El libro está disponible en formato digital en la plataforma Amazon

Como el nombre del libro lo indica, el académico de la Escuela interpreta este accionar como un acto de purificación desde la ciudadanía porteña para limpiar lo que representa el diario en el contexto histórico nacional y regional.

“El fuego de alguna forma purificó y quemó los elementos negativos de parte del diario y generó una especie de limpieza que quedó refrendado con la limpieza que hicieron en una performance y que está en la fotografía de la portada, donde están limpiando el diario, le están lavando sus faltas y errores con agua y con jabón, por lo tanto hay un acto de purificación ciudadana que lo hace un grupo de personas que son parte de una marcha”, explicó el profesor. 

 

La crisis de los medios de comunicación

Los medios  fueron uno de los principales interpelados durante la revuelta social que comenzó en octubre, principalmente por su papel en la cobertura y tratamiento de la información y en ese sentido, El Mercurio de Valparaíso no fue la excepción. Para el autor del libro, “se ha alejado un poco de la ciudad, se ha vinculado más virtualmente con Santiago y también con los sectores pudientes de Viña del Mar. Creo que si El Mercurio de Valparaíso corrigiera su posición y se hiciera más cercano con la gente del pueblo, podría tener una presencia mucho más activa o ser un líder a nivel social.

Añadió que el descontento radica en que a pesar de que las audiencias han cambiado, los medios no se han transformado mayormente y no han respondido a la demanda crítica de su público. Para el profesor, un grupo que protagoniza esta interpelación es la juventud: “Han aprendido esta crítica de parte de los medios extranjeros. Escuchan, analizan y emiten juicios sobre lo que está pasando políticamente cuando antes era un terreno exclusivamente para los adultos”. 

En esa línea, la quema de El Mercurio de Valparaíso vendría a representar el colapso de esa tradición mediática presente a su vez en la televisión y las radios y además, se convierte en la oportunidad para un nuevo inicio, para re pensar el medio y acercarlo más a la comunidad porteña. 

“El incendio de El Mercurio de Valparaíso: la purificación de un trauma histórico y social” de el profesor Fernando Rivas está disponible para su compra online a través de Amazon

 

Vinculación con el Medio – Periodismo PUCV

 

28 abril, 2020

Comentarios

comments powered by Disqus