CUVIC: el periodismo y la comunicación al servicio de las comunidades y el territorio

Hablamos con Daniela Lazcano, directora de proyecto CUVIC y María Paz Gálvez, coordinadora de proyecto CUVIC para que nos cuenten en detalle sobre el origen de esta iniciativa que ya lleva más de 3 años trabajando en la vinculación y colaboración con distintas organizaciones sociales.

 

¿Cómo nació la idea de proyecto CUVIC?

María Paz: Nosotras siempre hemos tenido inquietudes por los temas sociales, también compartimos una mirada que es muy de esta escuela sobre concebir la comunicación mucho más allá de los medios de comunicación. En ese sentido, cuando nos toca a ambas ser parte de vinculación el medio, Daniela como jefa y yo como coordinadora, estas inquietudes se reúnen y se potencian, y empezamos a conversar sobre cómo promover y llevar a cabo esta idea que ambas compartíamos, de esta preocupación e interés por los temas sociales, y por otro lado también, esta mirada de comunicación como algo más amplio que solo los medios de comunicación, entendiendo la potencialidad que tiene la comunicación como articulador de comunidad, herramienta para afianzar y fortalecer vínculos sociales.

En un minuto decidimos que era el momento de llevarlo a cabo, y postulamos a un fondo de la universidad para poder implementar algunas actividades, y luego de eso, cuando adjudicamos ese fondo, fuimos comprobando que la nuestra idea tenía cabida dentro de la escuela.

Daniela Lazcano:  María Paz y yo, si bien estábamos a cargo de vinculación con el medio, que uno lo pudiera entender como algo muy relacionado con las actividades de extensión, las dos compartíamos esa mirada de que era necesario, y posible, generar vínculos más permanentes con el entorno, y yo creo que ese fue un buen momento en que las dos  teníamos esa intención, y entendíamos que el periodismo y la comunicación pueden estar y deben estar al servicio de las comunidades y el territorio, y entendíamos que la universidad podría ser un buen espacio para desarrollar esta idea.

Vinculado a esto, no es que estemos inventando el hilo negro, ni la rueda, creo que hay una amplia tradición teórica en este sentido, creo que el aporte de CUVIC es que hemos podido institucionalizarlo y darle una permanencia. Aquí hay un proyecto que ya lleva tres años, y lo hemos  institucionalizado. Además nosotras somos ex alumnas de esta escuela y yo creo que eso es un sello que siempre ha estado presente, pues periodismo PUCV en estos 25 años claramente ha sido más que medios y que  organizaciones del primer y segundo sector; esto es parte de nuestra formación y que lo hemos podido materializar a través de nosotras, y a través de la Rafaela Zuleta, y de los estudiantes que se han vinculado como voluntarios y voluntarias.

¿Cuáles serían las tres características principales de CUVIC o cómo lo definirían en una frase?

María Paz: Yo creo que una cosa muy importante para CUVIC es la colaboración, CUVIC nace con el espíritu de articular colaboración bidireccional entre la Escuela de Periodismo y organizaciones sociales, organizaciones del tercer sector y comunidades escolares del territorio en el que nos encontramos. La colaboración es una palabra clave porque es lo que nos interesa, no solo nos interesa a nosotros poder aplicar nuestros conocimientos, sino que también nos interesa el de las organizaciones y vincularnos con ellas.

Lo otro que yo creo que es súper importante, es entender y adecuarse a que cada realidad es distinta, cada organización con la que trabajamos es distinta, cada equipo humano que tenemos de voluntarios es distinto, entonces también es la capacidad de siempre tener en cuenta la importancia de la contextualización.

Y un tercer concepto creo que es el trabajo en equipo, que tiene que ver con el espíritu de participación del equipo, pero también con las otras organizaciones de hacer equipo, de saber que no somos autosuficientes, y de saber que no somos los dueños de la verdad ni de la mejor forma de hacer las cosas, sino que somos personas con conocimientos y potencialidades como todos y estamos dispuestos a ponernos al servicio de la colaboración.

Daniela Lazcano: a mí me gusta mucho esta frase de que creemos en el periodismo y la comunicación al servicio de las comunidades y el territorio. Creo además, que definiría CUVIC como un espacio horizontal, para mi esa es una palabra que es importante porque creemos en otras formas de relación, tanto en la propia forma de trabajar dentro del proyecto, como también creemos que se puede realizar el trabajo en equipo sin estas jerarquías rígidas, que si bien los voluntarios saben que nosotras somos las profesoras,  es un espacio muy horizontal internamente y también en la relación con las organizaciones, tenemos un amplio sentido de horizontalidad con ellos, vamos siempre dispuestos a aprender y a generar algo en conjunto.

CUVIC es un espacio de vínculo, de relaciones, y para mí, como es un espacio de comunicación, es un lugar de generar comunidad, entre nosotros y con el entorno.

¿Cómo ha sido la experiencia de ser parte de proyecto CUVIC?

Daniela Lazcano: Para mi CUVIC ha sido un gran aporte al sentido del hacer universitario. A mí me encanta la universidad, la amo, estoy agradecida de tener este trabajo, pero CUVIC entrega un sentido muy profundo, que es cumplir de verdad el rol social que yo creo debe tener la universidad, por eso agradezco mucho que podamos tener este espacio, agradezco el voto de confianza que siempre ha implicado CUVIC, tanto la escuela, como las organizaciones y voluntarios han creído en este proyecto, entonces creo que es una bonita comunidad.

Es un proyecto con el cual estoy súper comprometida y me gusta saber que la gente que se va involucrando se compromete también, es algo que logra mover voluntades y que logra generar impactos positivos, tanto para las organizaciones para las que trabajamos como también para la propia escuela y estudiantes que se involucran. Yo siento que se ha ido cumpliendo que este espacio sea muy comunicativo en la lógica de generar comunidad, siempre seguimos trabajando con las mismas organizaciones, nuestro problema es cómo nos vamos ampliando a otras, porque son tiempos y recursos, pero se va generando un trabajo más cualitativo que cuantitativo y eso me va generando satisfacción.

María Paz: Para mi es una experiencia removedora y conmovedora, y estoy muy de acuerdo con lo que menciona Daniela, como que le da un sentido al trabajo, al día a día, porque es un trabajo que yo también evalúo muy positivamente, es enriquecedor, pero es un trabajo también, requiere esfuerzo, y requiere muchas reuniones y momentos donde uno está colapsado, pero estas cosas te ayudan a decir que todo lo que estoy haciendo tiene un sentido.

Para mí es importante recalcar que CUVIC,  y espacios como estos, son espacios de resistencia finalmente. Son espacios de resistencia en una sociedad donde el individualismo parece ser lo más abarcador y lo que más se ve, entonces el poder tener espacios horizontales, colaborativos, desinteresados, también es un espacio de resistir a un tipo de sociedad donde uno aspira a transformar.

También es un espacio de resistencia a nivel comunicacional, porque estamos trabajando día a día por ampliar la noción de comunicación y evidenciar que la comunicación la podemos hacer todos, que es humano y social, podemos estar trabajando temáticas que son muy grandes, que parecieran ser muy lejanas como “democracia” “ciudadanía” “inclusión”, pero las estamos haciendo en el día a día. Cuando logramos coordinar con un colegio y tener talleres de periodismo escolar donde los niños sienten que sus propias historias son relevantes, estamos aportando a la ciudadanía de ese niño, a reconocerse como  sujeto de derecho. Es un espacio acotado, pero donde se pueden trabajar grandes temáticas que son vitales para transformar la sociedad que tenemos.

¿Y en que está actualmente con CUVIC?

María Paz: Hay cosas que nos tienen entusiasmadas actualmente, como esta idea de ir justamente con los niños del colegio Peñuelas, que es un proyecto que se viene ahora y estamos trabajando en ello, es hacer una especie de compilados que dé cuenta de las experiencias de los niños en este contexto que ha sido tan particular para todos. Con el colegio estamos haciendo esta iniciativa de que los niños vayan recopilando estas experiencias en distintos formatos, ya sea dibujo, fotografía o entrevistas con las personas que convivan, para ir dando cuenta de cómo es su experiencia. Para nosotros esto es súper interesante porque se articula desde la lógica de reconocer la voz de la niñez, que sus experiencias son importantes, que lo que les está pasando es digno de ser reconocidos, y también en la lógica de la identidad local y de la memoria, que lo que le está pasando a ellos es igual de importante que lo que le está pasando a un niño en Estados Unidos o a uno en Santiago.

Estamos también con los programas de Vivamos Placilla, que en un inicio iban a ser radiales, pero hoy en día por la contingencia se han transformado en un proyecto de entrevistas más audiovisual porque se hace por estas plataformas  de videollamadas. Nos permite ir abordando distintas temáticas que tienen que ver con el trabajo que nosotras hacemos, como organizaciones sociales, educación, gestión cultural, y un montón de otras cosas que se van a ir abordando a lo largo del año.

Daniela Lazcano: Hoy en día pensaba que uno no puede entender que la comunicación es contenido y relación, yo pienso que CUVIC su fuerte es relación, porque el contenido lo vamos variando, porque depende mucho del proyecto, depende de la organización lo que hacemos de proyecto, y porque respetamos esa relación era importante seguir haciendo el trabajo con las organizaciones y colegios, independiente del contexto, y yo estoy contenta con eso, hemos logrado seguir trabajando con todas las organizaciones, seguimos trabajando con Porvenir Bajo, con los colegios, con las organizaciones sociales, y ahora también sumamos otros espacios porque vamos a empezar a trabajar con la corporación La Matriz en un programa de comunicación barrial y también estamos estableciendo vínculos con la Fundación por la Superación de la Pobreza.

Era importante que CUVIC siguiera trabajando, de hecho en este espacio de resistencia, porque nosotros no podíamos cortar el vínculo, porque lo que nosotros hacemos es generar estos espacios, entonces ahora que está siendo tan difícil para todos, teníamos que seguir, y por eso tenemos hartos proyectos en camino.

Están con muchos proyectos actualmente, pero ¿Qué es lo que esperan para el futuro de CUVIC, de aquí a unos cinco años más?

Daniela Lazcano: Me gustaría seguir afianzándonos e institucionalizándonos. Un punto que también hay que recalcar es que el alma de CUVIC son los voluntarios y voluntarias, porque el espacio de CUVIC es un espacio formativo, además de que nos permite vincularnos con la comunidad y aprender de la comunidad, de hecho hemos tenido grandes maestras con las organizaciones, como Pamela Fuentes, Cecilia Michea, que nos han formado también. Es un espacio súper enriquecedor para nuestros estudiantes, entonces si yo pienso en eso también creo que parte de la proyección de CUVIC es ir avanzando en generar más investigación e ir sistematizando esa experiencia.

Con María Paz ya tenemos un texto publicado que nos ha permitido a organizar y plasmar lo que hemos ido aprendiendo de la experiencia de CUVIC. Parte de lo que me gustaría proyectar a unos años más es consolidar el trabajo que ya tenemos con las organizaciones que estamos, consolidar este espacio de voluntariado motivando a que más estudiante se sumen a este espacio, e ir consolidando CUVIC como un espacio de investigación y reflexión.

María Paz: Estoy súper de acuerdo con Daniela, la palabra clave es consolidación y yo creo que vamos alcanzado esto, vamos por ese camino. También considero que este es un espacio, además de colaboración, es un espacio formativo e investigativo, es también importante contribuir e ir caminando en que CUVIC también será un referente en experiencias de comunicación, de cómo plantear o de prácticas y experiencias de esta otra comunicación que no es la comunicación más tradicional de los grandes medios o empresas institucionalizadas.  Yo creo que ese camino de ser un referente pasa por lo que dijo Daniela, fortalecer las instancias de reflexión y discusión, fortalecer los textos investigativos, en el fondo trabajando más en eso, y por supuesto que nuestros alumnos y exalumnos sean nuestros embajadores de CUVIC.

 

Por Maira Campos

10 julio, 2020

Comentarios

comments powered by Disqus