Esteban Suárez: “CUVIC simboliza el vínculo que tiene que existir entre la comunicación, el periodismo y el territorio”

En el ciclo de exvoluntarios y exvoluntarias de CUVIC, es el turno de Esteban Suárez, quien actualmente es asesor de marketing digital y director del sitio web https://biovozfera.org/

 

¿Por qué te uniste a CUVIC la primera vez? ¿Cuándo fue?

Yo me uní a CUVIC, creo que en su primer año o en las primera invitaciones abiertas que hicieron durante el año 2018. Me uní de inmediato, porque si bien yo ya había experimentado otras propuestas de la Escuela de Periodismo entorno a un trabajo un poco más práctico y no obligatorio de la unidad académica, como por ejemplo trabajar en la sala de edición, o participar de la política universitaria, o ser parte de actividades deportivas de la escuela, en paralelo se presentó CUVIC como una propuesta muy interesante para mí, debido a que CUVIC simboliza el vínculo que tiene que existir entre la comunicación, el periodismo y el territorio.

 

¿Cómo fue tu experiencia dentro de CUVIC? ¿Hay alguna actividad o proyecto en la que te gustaría volver a participar?

Mi experiencia dentro de CUVIC fue algo muy transformador, puesto que yo no había evidenciado que las herramientas de un periodista, las herramientas de un licenciado en comunicación social, son tan amplias y poderosas que realmente podemos contribuir a nuestro planeta desde el trabajo en el territorio, tomando en consideración y tomándole el sentido a nuestra existencia en un territorio donde viven más personas, gente y más formas de vidas.

Fue transformadora la experiencia porque antes yo veía que el periodismo tenia ciertas capacidades, ciertas limitantes, pero con CUVIC me di cuenta que es real que el periodismo puede servir a las personas, no como el portavoz del relato, no como el medio de comunicación en su faceta de ir y contarle qué esta pasando a la gente, sino que en el sentido de educar sobre la comunicación para que la gente del territorio sea capaz de contar su propio relato, a través de sus propios medios de comunicación, a través de sus propios emprendimientos periodísticos, a través de talleres, de edu-comunicación.

Fue revelador en cierto punto de la carrera donde quizás el mundo mediático, a mí en lo personal, no me llamó tanto la atención, con lo mediático me refiero a la prensa escrita, radio, televisión, al trabajo en medios. No me llamaba la atención porque no había una propuesta que me volara la mente.  Entonces desde esa propuesta de trabajo en terreno que tenia CUVIC, fue que me reencanté de mi profesión y hoy en día estoy haciendo muchos proyectos desde la edu-comunicación, desde el emprendimiento periodista y sobre el trabajo y el vinculo que debe existir entre la comunicación, el territorio y la comunidad.

 

¿Qué es lo que más rescatas de haber sido parte de CUVIC?

Yo creo que te lo di con la respuesta anterior, rescato que fue super importante para mí haber estado en CUVIC porque me dio la certeza de que sí se pueden hacer cosas buenas, si se puede impactar en la sociedad con las herramientas periodísticas sin tener que suscribir a cierto relato prestablecido por ciertas cúpulas de poder.

¿En qué estas actualmente? ¿Crees que lo que aprendiste con CUVIC te ha servido como profesional?

Estoy trabajando en una agencia de comunicación y marketing digital, como asesor de marketing digital y desarrollando estrategias de comunicación, todo lo que es gestión de redes sociales y desarrollo de sitios web.

Por otro lado, con esas herramientas, estoy emprendiendo periodísticamente con un medio de comunicación que se llama https://biovozfera.org/, que los invito a todos y todas que vayan a visitarlo. Es un medio de comunicación que lo formé cuando salí de la universidad, y lentamente estoy tratando de alcanzar un público de nicho, y generar desde ahí una propuesta de medio de comunicación digital, pero con una visión más abierta, con una propuesta que va más allá de lo mediático, que sería como la defensa del medio ambiente y el periodismo de trinchera en contra de las grandes empresas que proponen y generan conflictos ambientales.

Hay un reportaje, el más importante hasta ahora, el de Dominga,  que trabajamos con familiares y también amistades que les gustó la propuesta y también se han querido meter más ahí, y está funcionando.

Y en lo último que estoy, o sea no estoy, pero en verdad es un grande desafío, es volver a trabajar en talleres de edu-comunicación como taller de periodismo escolar, como un taller de periodismo en un hogar de ancianos, con una propuesta quizás de radio, y entrevistar a las personas mayores que siempre tienen mucho que decir. Una propuesta así me gustaría realizar, y eso también es lo que extraño de CUVIC. Me gustaría trabajar con niños del Sename, porque todos tienen una historia que contar, y me gustaría entregarles las herramientas para que ellos cuenten su propia historia y puedan ser críticos también, no de una postura que sean críticos con el sistema, sino que sean lo suficientemente críticos para saber cuáles son las buenas y malas acciones para ellos.

2 octubre, 2020

Comentarios

comments powered by Disqus