Lanzamiento nuevo número de La Voz de Porvenir: un medio barrial para la comunidad

A comienzos del mes de agosto se compartió con la comunidad la edición nº6 de La Voz de Porvenir, medio barrial que retrata las iniciativas, historias y opiniones de los vecinos y vecinas del sector Porvenir, en Playa Ancha.

 

El pasado 3 de agosto, se realizó el lanzamiento del boletín n° 6 de La Voz de Porvenir, medio barrial realizado por el Comité Barrial Unidos por un Porvenir, con la colaboración de CECOSF Porvenir, la Mesa de Trabajo por la Salud de Porvenir, y el proyecto CUVIC de la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso.

La nueva edición de la revista digital tiene como protagonistas a Ana Navarrete, vecina que lleva más de 70 años viviendo el barrio, Gerardo Cisternas, vecino que busca convertir un espacio olvidado en un parque para su comunidad, Carol Muñoz, entrenadora que impulsó la creación de una escuela de fútbol en Porvenir Bajo, entre diversos proyectos e iniciativas comunitarias más.

A pesar de la pandemia, los vecinos y vecinas del sector y el equipo de trabajo encargado de la composición de la revista, han logrado mantenerse activos, en una relación de colaboración que se ha ido cultivando y sosteniendo en el tiempo.

 

Comienzos del boletín

Desde el primer número de la revista lanzado en el 2018, el contenido de las secciones ha sido reflejo de las voces de los propios habitantes de Porvenir. Para establecer la pauta noticiosa, este año se conformó un comité editorial donde se definen los temas para las entrevistas, los contactos con las fuentes, las iniciativas a destacar.

Posterior a esto, el equipo de CUVIC  se encarga de la organización, la gestión de los contactos, el diseño, y todos los elementos necesarios para la creación de La Voz de Porvenir. Manteniendo el foco central: representar las ideas y voces de los vecinos y vecinas.

Olga Jeria, dirigenta y vecina del sector de Porvenir, lleva 50 años viviendo en el lugar. Cuenta que, dentro de su recorrido en trabajos comunitarios, ha sido parte de múltiples proyectos que buscan mejorar la calidad de vida de las personas de su comunidad.

“En el año 1989 comencé a trabajar en la municipalidad de Valparaíso como coordinadora de sector. Luego de un año, me llamaron del Servicio Nacional de la Mujer y ahí estuve durante cuatro años atendiendo a mujeres que tenían dudas sobre sus derechos. Conocí realidades muy duras, y fue desgastante emocionalmente, pero también fue una experiencia maravillosa porque me permitió abrir la mente a muchas otras cosas”, comentó.

El recorrido de trabajo comunitario de Olga ha sido muy amplio. Desde la conformación del Club del Adulto Mayor Sonrisas y Corazones del cual es presidenta, hasta ser parte del programa “Más Territorio” de  FOSIS (Fondo de Solidaridad e Inversión Social). En esa línea, añadió que “ahí se dio algo muy lindo, porque las voces de nuestros vecinos y vecinas fueron escuchadas para hacer un diagnóstico real desde nuestras experiencias. Pero luego, ese proyecto llegó a su fin, y como no queríamos que este trabajo terminara armamos el Comité Barrial Unidos por un Porvenir. Ahí conocimos a CUVIC, gracias a la profesora Daniela, de la cual todavía estamos inmensamente agradecidos”.

Daniela Lazcano, directora del proyecto CUVIC, señaló que en un primer encuentro los vecinos y vecinas le contaron sobre sus principales problemáticas, pero que también querían destacar las buenas iniciativas que nacen de los habitantes de Porvenir.

“Ahí ellos nos mencionaron que quieren tener un medio de comunicación barrial que potenciara los vínculos de su comunidad y, además, pudieran rescatar las buenas experiencias que se realizan en el propio barrio”, contó la profesora.

 

Medios barriales para las comunidades

El trabajo territorial comunitario que nace desde los territorios, potencia los lazos y vínculos de los distintos sectores de una ciudad. Estos existen atravesando situaciones como el abandono estatal y financiero, poca o nula cobertura en medios tradicionales de comunicación, estereotipos y estigmas sociales, entre muchas cosas más. Debido a esto, surge la necesidad de crear espacios de comunicación que permitan darle visibilidad a la identidad de cada comunidad.

“Me parece maravilloso que existan medios de este tipo, incluso en plataformas como redes sociales que nacen de iniciativas comunitarias, porque enriquece la diversidad de voces al visibilizar sus historias, su identidad, su patrimonio”, comentó  Lazcano. Además, agregó que “para mí, eso es una buena forma de entender el concepto de tejido social, pues se va construyendo algo en colectivo, en conjunto con otros y otras”.

Jeria menciona que los medios barriales además de apoyarles dándoles un lugar para dar ideas, también les permite adquirir nuevas herramientas para la administración y organización de sus trabajos.

“CUVIC además de darnos un espacio donde podamos sacar la voz y ponernos a trabajar para el sector, también nos aporta desde sus herramientas, nuevas e innovadoras formas de visibilizarnos. A veces hay muchas opiniones e iniciativas, pero se necesitan instrumentos y personas para organizarlas”, señaló la dirigenta.

Alger Montenegro, voluntario de CUVIC menciona la importancia de potenciar los vínculos de las comunidades.

“Creo que es super importante el trabajo comunitario porque se van creando redes de apoyo y conexión entre los propios vecinos y vecinas de las distintas poblaciones. Hoy más que nunca es súper necesario que se creen estos espacios, por la pandemia y crisis social que atravesamos”, indicó.

También, considera que ser parte de este proyecto le ha permitido adquirir experiencia que ha sido fundamental en su desarrollo profesional. “Estas instancias nos permiten adentrarnos a un área sumamente importante, sobre todo para comunicadores sociales, porque nos acercamos a la realidad de los territorios. Y tener dentro de nuestra formación aspectos como el trabajo en terreno, creo que es fundamental porque amplia nuestras herramientas y áreas de desarrollo, y nos brinda mucho enriquecimiento valórico”, mencionó.

 

Proyecciones para La Voz de Porvenir

Desde el equipo de CUVIC mencionaron que se pusieron como meta sacar dos ediciones de La Voz de Porvenir al año, ya que su creación debe ser abordable por todos los involucrados. “Ya cumplimos con el primero y proyectamos que para diciembre de este año salga el segundo. Esas serían las proyecciones más cercanas, y esperamos que el próximo año podamos continuar trabajando juntos”, mencionó Lazcano.

Por otra parte, Olga Jeria espera que La Voz de Porvenir siga dándole “espacio al trabajo comunitario honrado, a los emprendimientos locales, a las iniciativas que buscan el bienestar de todos nosotros”.

También, agregó que se encuentra muy feliz por el lazo que han creado con el proyecto CUVIC. “Para ellos solo tenemos palabras de agradecimiento y admiración. Son un equipo que pone todo su corazón y esfuerzo en cada una de las actividades e ideas que damos, y eso nos pone muy contentos”, comentó emocionada.

“Agradecemos también a todas las trabajadoras de las ollas comunes, porque hacen un trabajo que, en muchas ocasiones, queda invisibilizado, pero que le da sustento a cientos de familias diariamente”, manifestó la dirigenta.

 

 

Por Melanie Flores Solari

 

13 agosto, 2021

Comentarios

comments powered by Disqus