Constanza Pinilla sobre su intercambio en España: “Volví con la idea de un periodismo más crítico, eso sirvió para darme cuenta de la realidad de Latinoamérica”

Constanza Pinilla Tapia, estudiante de cuarto año, realizó un intercambio durante el primer semestre del 2020 en la acogedora provincia de Cuenca. En esta oportunidad, nos comenta sobre sus aprendizajes y desafíos en Europa.

¿Qué te llevó a postular al intercambio?

El hecho de tomar desafíos personales, porque nunca había vivido sola. El atreverme a hacer cosas a las que yo no estaba acostumbrada fue lo que me motivó, sumado al hecho de irme con mis amigas de carrera. 

Por lo demás, siempre está la posibilidad de que el intercambio te abra más puertas y que sea un plus en tu currículum, así que también fue importante el objetivo de expandir mi crecimiento personal y mi conocimiento académico.

¿En qué te basaste para escoger España como país de intercambio?

Principalmente, el habla hispana, porque para ir a otros países debes certificar tu nivel de dominio del idioma y es un proceso más largo y costoso. En particular, me gusta mucho el inglés, pero no lo hablo fluidamente, entonces requería un proceso de preparación y de postulación más exigente, ya que el entendimiento del idioma es fundamental.

Además, ya había ido a España y a otros países de Europa en vacaciones familiares, por lo que quería conocer más lugares y culturas, poder vivirlo y no ser solamente turista.

¿Qué destacas del ámbito académico y de tu entorno universitario en la Universidad de Castilla – La Mancha?

Destaco la cercanía que tuvo la Universidad de Castilla para acogernos muy bien a todos, eso ayudó a que nadie se sintiera solo o abandonado. También me gustó que los monitores se preocuparon mucho de los estudiantes de intercambio o Erasmus, como allá se les denomina. 

Una buena anécdota es la cena internacional, que es donde cada uno debe presentar un plato de su país, por lo que fue más fácil acercarse a los demás estudiantes de todo el mundo.

Respecto a lo académico, la exigencia era bastante similar, aunque allá solo tomé cuatro ramos.

¿Con qué perspectiva del periodismo regresaste a la PUCV?

Volví con la idea de un periodismo más crítico, eso sirvió para darme cuenta de la realidad de Latinoamérica. A pesar de que eran ramos bastante libres, hicimos el ejercicio de encontrar realidades en los procesos históricos que pudimos presenciar y exponer. Por ejemplo, creamos un blog sobre la insurrección de Chile, además de un proyecto audiovisual sobre el Estallido Social, eso nos sirvió para obtener y entregar respuestas.

Una de las mejores cosas fue que las profesoras también pudieron aprender un poco de la historia de Chile con nuestros trabajos, porque presentamos una sucesión de hechos con la finalidad de explicar porqué se estaban desatando ciertas cosas en el país. Gracias a eso, publicaron nuestro blog en un medio de comunicación de Cuenca.

¿Cuáles consideras que fueron las principales habilidades aprendidas? ¿Qué fue lo más difícil?

Sin duda, independizarme, porque nunca había vivido sola ni me había dado cuenta de lo que significaba sacar cuentas o convivir con otras personas. Era muy entretenido observar las diferencias en el desayuno o en los tiempos en casa. Me sirvió mucho para respetar y valorar que todos somos distintos.

El mayor desafío fue la pandemia, solo alcancé a tener un mes de clases presenciales y veía cómo se iba agravando la situación en España, porque al principio eran pocos casos, pero al mes el virus estaba propagado por todo el mundo.

¿De qué forma aportó el intercambio en el ámbito personal?

Aparecieron habilidades personales nuevas, como la paciencia o el saber que es normal que no siempre las cosas salen como uno quiere. Me fui con la idea de tener clases presenciales y viajar y, finalmente, terminé conviviendo más online, además del respeto hacia los espacios comunes y el valorar más a la familia, porque fue gratificante estar en contacto por videollamada a lo largo del semestre, pero fue mucho más emotivo cuando nos reencontramos.

¿Recomendarías un intercambio en España?

Recomendaría España, totalmente, pero siempre orientándolos a que se guíen por las ciudades y cómo son sus ritmos de vida, para ver si son compatibles con el dinero y las expectativas. Si está la posibilidad de quedarse más tiempo, háganlo, porque cuando uno vuelve se da cuenta de lo rápido que pasa el tiempo, así que sería muy bueno extender un poco más el período, aunque en un semestre también se disfruta mucho.

¿Qué consejos podrías dar a futuros estudiantes que quieran realizar un intercambio en España?

Primero, preguntar a otros compañeros que se hayan ido de intercambio y revisar los requisitos de postulación y el trámite de la visa, que es extenso. Segundo, ver muy bien el precio de las ciudades, porque recomiendo tener muy bien definido el presupuesto de las ciudades y de lo que quieran hacer allá. Con eso, estás listo para vivir la experiencia.

Por Moira Castillo
Vinculación con el Medio

1 septiembre, 2021

Comentarios

comments powered by Disqus