Paulina Muñoz: “Estar en el proyecto me permitió conocerme personal y profesionalmente. Definí la periodista que quería ser y el cómo quería ejercer la profesión”

Durante este semestre conversaremos con voluntarios y voluntarias del proyecto CUVIC, que recientemente egresaron de la carrera de Periodismo de nuestra Escuela. Ellas y ellos vivieron su última etapa formativa participando activamente de nuestra comunidad.

Esta semana, entrevistamos a Paulina Muñoz, periodista de la agencia de comunicaciones BCW Chile, quien nos contó sobre sus inicios en el proyecto, los aprendizajes que adquirió en estos años, algunas proyecciones a futuro, entre otras cosas.

 

¿Cuándo te uniste a CUVIC y cuáles fueron tus motivaciones en ese entonces?

Me uní a CUVIC el año 2017, a principios del segundo semestre. Lo recuerdo muy bien porque justo llegué atrasada a esa clase con Alger así que llegamos y nos sentamos muy escondidos. Ahí resulta que estaban exponiendo de CUVIC y de lo que alcanzamos a escuchar a mi me llamó mucho la atención que vi una oportunidad dentro de la Escuela para aprender de forma práctica.

Me acuerdo que nos contaron sobre los talleres de periodismo escolar y los trabajos con organizaciones y eso me gustó desde un principio así que le quise dar una oportunidad. Fue también una decisión en grupo porque lo hablamos en ese tiempo con mis amigos, Arnaldo, Alger, y la Jose Schifferli, que en ese entonces todavía estaba en la carrera.

Ahí tomamos la decisión, nos unimos como grupo y fue todo muy genial porque el equipo nos recibió súper bien, estaban empezando a tener proyectos nuevos en los que nos pudimos unir de forma espontánea. Y esa fue la principal razón por la que me decidí unir, vi posible tener más experiencia fuera del aula, además, iba a estar con mis amigos sin el estrés de cumplir un trabajo.

¿Cómo ha sido tu experiencia dentro de CUVIC? ¿qué enseñanzas y aportes te entregó?

Mi experiencia ha sido muy grata, muy buena. A veces pienso que suelo poner en un pedestal CUVIC, pero es porque es muy compartida esta noción. Estar en el proyecto me permitió conocerme personal y profesionalmente y definir la periodista que quería ser y el cómo quería ejercer la profesión. Así que, por ese lado, fueron puras ventajas y una muy buena decisión tanto a corto como largo plazo.

Con respecto a aprendizajes mucho más específicos, pude aprender antes de lo que me permite la malla curricular, por ejemplo, el manejo de cámara, hacer una entrevista, de hecho, todo lo que sé de edición de videos y audios, lo aprendí gracias a CUVIC.

Ahora que estoy trabajando me doy cuenta de un plus muy genial porque me permitió relacionarme con gente que estaba fuera del ámbito universitario, con esto me refiero a compañeros, profesores, funcionarios. Pude trabajar, por ejemplo, con Pamela que es la coordinadora del Museo Histórico de Placilla, que es una persona que cumple otro rol y que ahora que soy profesional, me permitió tener un piso para saber cómo relacionarme, porque cuesta un poco cuando uno sale, muy inexperto. Incluso yo aun teniendo esa inexperiencia, siento que cada vez me voy descubriendo más cómoda en esto, gracias a lo que me entregó CUVIC, un espacio para poder relacionarme con otros.

¿Crees que esta experiencia adquirida en el proyecto, repercutió de alguna forma en tu titulación y en el cómo te desenvolviste durante el proceso?

Si, totalmente. Hagamos un repaso: mi práctica decidí hacerla en la Fundación Servicio País, porque desde el minuto uno en que empecé a optar por prácticas, sabía que quería que trataran temas organizacionales o corporativos, no ligado a los medios porque no era mi área de interés. No me cierro a esa área, pero en ese momento no me interesaba, y, además, quería hacerla donde sintiera que podía ser un aporte gracias al aprendizaje que había adquirido con la universidad y en la carrera como tal, pero principalmente con CUVIC. Sentí que trabajar con las organizaciones, con el museo o haciendo los talleres de periodismo escolar, me ligó mas a este rubro de las comunicaciones. Ahí CUVIC ya me permitió ir sondeando hacía donde quería ir.

Y en la práctica, me posicionaron en el departamento de ciudadanía cultural del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio. Ahí fue muy genial porque se trabajó con centros culturales de la quinta región y pude proponer al equipo una propuesta de planificación digital. Si bien eso no lo vi tanto en CUVIC, el hecho de atreverme a proponer está muy ligado al proyecto porque allí si tenemos ideas, las decimos. Claro, conocemos las actividades que haremos, pero tenemos reuniones semanales de coordinación con las profesoras, la Rafa y mis compañeros y compañeras y esa es una herramienta que te da el empoderamiento de decir “yo puedo hacer este tipo de cosas porque se me dieron los espacios para hacerlo”. Ahí nuevamente está el sello CUVIC.

Luego, en mi titulación, CUVIC estuvo presente desde cómo abordarla hasta en el tema que decidí hacer, ya que yo me inscribí en la modalidad de emprendimiento. Ahí realicé un tema propio, propuse talleres de asesoría en el uso estratégico de redes sociales para adulto mayor, un tema muy CUVIC. Incluso uno de los comentarios que me hicieron cuando tuve que defender, fue como desligaba esto de CUVIC porque evidentemente estaba muy presente esa mirada y quizás ahí estaba el elemento que tenía que ponerle a mi proyecto para hacerlo diferente.

En mi se impregnó mucho la idea de CUVIC porque es una mirada que comparto desde mucho antes, incluso más allá de lo periodístico, va en el trabajo en equipo y con organizaciones de distinto tipo. Por lo que, sí, proponer un taller, darme el tiempo de investigar, entrevistar gente con la que, además, ya conocía gracias a CUVIC, tuvo el sello del proyecto en todo.

¿Cambiarías algo de tu paso por CUVIC?

Me hubiese gustado atreverme a proponer más, incluso si siento que propuse cosas, me hubiese gustado tener más confianza en mí. Esto no está tan ligado a la organización, sino que tiene que ver más con los procesos personales que vamos teniendo a lo largo de la carrera. Estamos también en una edad de autodescubrimiento, entonces me habría gustado perder un poco más el temor. Ahora comparo y no sé a qué le tenía temor, pero después se me fue dando la oportunidad y siempre estuvo el espacio para proponer y sentirse escuchada, que es algo muy importante.

Entonces, eso cambiaría, el haber sido más activa con las propuestas. De que participé, sí participé, pero me faltó ser más propositiva.

¿En qué te encuentras trabajando actualmente? o ¿en qué te has desempeñado últimamente?

Yo estoy trabajando actualmente en una agencia de comunicaciones que está en Santiago, y se llama BCW Chile. Es una agencia global, que tiene puntos en muchas partes del mundo. Trabaja principalmente con empresas y se trabajan diversas áreas, está lo corporativo y Brand. Yo entré a esta última, que ve todo lo que tiene que ver con community management, trabajo con influencers, embajadores, muy siglo XXI.

Ha sido una experiencia muy cuática porque no era un área en la que me había desempeñado en la universidad y, además, siento que está muy lejos de lo abordado en CUVIC, pero acá llegó a un punto importante porque llegué a esta agencia gracias a un contacto de una ex voluntaria del proyecto, que es la Gabi Penafiel, quien también trabajó en esta agencia, entonces de cierta forma ahí está el sello CUVIC, ya que ella me señaló que estaban buscando a alguien y pensó en mí.

Ya ese hecho de que alguien como la Gabi haya pensado en mí, me dio la seguridad para postular, pese a que es algo totalmente distinto a lo que estaba acostumbrada a hacer, es un desafío y sirve para crecer también, conocer otras áreas y ver qué es lo que me gusta y qué no.

Actualmente, me voy del área Brand porque me gusta el lado corporativo, lo entiendo más y pedí este cambio interno en la agencia y se dio, así que ya voy a pasar al otro equipo. Ha sido súper desafiante, pero tanto la Universidad Católica de Valparaíso como CUVIC, me dieron las habilidades para poder desempeñarme en el mundo profesional. A futuro me veo probando, quiero viajar también y probarme en el extranjero, no sé si como periodista, porque quiero adentrarme en otras áreas. También quiero seguir trabajando en la ONG en la que participo que es ONG Moviendo, y también me gustaría volver de alguna forma a la universidad, me gustó mucho el lado docente siendo ayudante, pero eso lo veo más a futuro. Creo que este tiempo de salir de la universidad es para probarse y aceptar desafíos.

 

Por Melanie Flores Solari

1 octubre, 2021

Comentarios

comments powered by Disqus