Declaración pública comunidad Periodismo PUCV

Ante el injustificado y violento actuar de Carabineros durante la marcha que se realizó el viernes 8 de marzo (8M) en Valparaíso, en el contexto de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora y que lesionó grave y directamente a nuestra estudiante, la comunidad de la Escuela de Periodismo quiere hacer presente lo siguiente:

1. Lamentamos profundamente que una de nuestras estudiantes haya sido víctima de una acción represiva y violenta que haya puesto en riesgo su vida y su integridad psicológica, así como también la de su familia y amigos. Reiteramos el compromiso de nuestra Unidad Académica (docentes, funcionarios y estudiantes) por seguir apoyando y acompañando el proceso de recuperación de la estudiante tanto en la dimensión humana, como en la académica.

2. Como comunidad académica respetuosa de la dignidad y los derechos humanos rechazamos enérgicamente el uso de la violencia y la fuerza innecesaria por parte de personas e instituciones, en contra de otras personas que sólo estaban haciendo uso del legítimo derecho a expresarse. Particularmente, cuando quienes ejercen la violencia debieran garantizar el bienestar y la seguridad de todas las ciudadanas y todos los ciudadanos de este país.

3. Nos parece que además de la responsabilidad individual que pudiese caberle a quien operaba el pitón del carro lanza aguas, la institución también debiese cuestionarse, al menos, y ocuparse de manera urgente por asegurar una formación con enfoque de derechos de los actuales y futuros cuerpos policiales. Esto no es menor cuando hace cuatro años, tras el incidente que casi le costó la vida a Rodrigo Avilés, existe un nuevo protocolo que regula el uso de elementos disuasivos en contextos particularmente violentos o amenazantes.

4. En ese contexto, no podemos dejar de referirnos tampoco a la liviandad y falta de profesionalismo con que algunos medios de comunicación difundieron imágenes que no correspondían a la Marcha del 8M realizada por la mañana en Valparaíso o prestaron una cobertura sensacionalista de los hechos. Como espacio formativo estamos convencidos que la ética periodística es irrenunciable y que la rigurosidad periodística es un valor que debe acompañar permanentemente el ejercicio profesional, sobre todo si se considera la relevancia que tienen los medios de comunicación en la construcción de la agenda informativa y del clima de opinión de un país.

5. Hacemos un llamado también a las autoridades nacionales y regionales para que garanticen la seguridad de quienes en un país democrático, solo quieren ejercer sus legítimos derechos.

11 marzo, 2019

Comentarios

comments powered by Disqus