Declaración pública consejo de profesores Escuela de Periodismo

Valparaíso, 27 de abril de 2020 

Ante la crisis que enfrenta el país y el mundo por la pandemia de COVID 19, los profesores de planta de la Escuela de Periodismo han acordado de manera unánime: 

1.- Reiterar nuestra preocupación por la crisis que enfrenta Chile, nuestra Universidad y nuestra Escuela ante la mayor emergencia global vivida en el último siglo. 

2.- Hacer presente que en la actualidad no están dadas las condiciones para una paralización indefinida, que no ponga en riesgo el futuro de la Universidad y, por lo tanto, el de sus estudiantes y trabajadores (profesores y funcionarios). 

3.- Insistir en nuestro compromiso con procesos formativos de calidad, en el marco de las decisiones adoptadas por Rectoría sobre la continuidad de actividades formativas (clases y evaluaciones). 

4.- Continuar realizando actividades de docencia virtual, tanto en las modalidades sincrónicas, como asincrónicas o mixtas, según el académico responsable de la asignatura resuelva, en atención a las características de las asignatura y medios disponibles para ello. Para esta tarea, los profesores están destinando un 30% más del tiempo y esfuerzo que habitualmente requiere la planificación de actividades formativas presenciales. 

5.- Proseguir llevando a cabo evaluaciones de acuerdo con el calendario programado, teniendo presente que es una de las formas que permite asegurar aprendizajes significativos en los estudiantes. 

6.- Reafirmar nuestra disposición para seguir perfeccionando nuestro quehacer docente, a partir de instancias que la misma Universidad está proporcionando. 

7.- Seguir recibiendo y canalizando las inquietudes y situaciones personales (conectividad, apoyo profesional sicológico, de trabajador social o de otra naturaleza, por mencionar algunas) que puedan estar afectando a nuestras y nuestros estudiantes para favorecer sus aprendizajes significativos. Dichos canales han sido informados en reiteradas ocasiones a través de sus representantes (CEP y delegados) y a través de las comunicaciones que se han remitido desde la Universidad y la Escuela a sus estudiantes. 

8.- Demandar el compromiso de los estudiantes para garantizar la docencia de calidad en la que estamos involucrados y comprometidos. Ningún docente, por más conocimientos y cualidades que tenga, podrá asegurar el logro de competencias por parte de sus estudiantes, si estos no están comprometidos de manera autónoma y proactiva con su aprendizaje. Las actividades formativas no lograrán sus objetivos si los estudiantes no acceden a las aulas, no participan en ellas y no rinden evaluaciones formativas y/o sumativas. 

9.- Recordar que la formación de profesionales está orientada desde el modelo formativo por competencias y que la revisión de contenidos constituye un medio y no un fin del proceso de enseñanza aprendizaje. Por esa razón, creemos que resulta contradictorio que los estudiantes, por una parte, exijan “pasar todos los contenidos”; y que por otra demanden “postergar la realización de evaluaciones”, pues se trata de una formación en lógica de proceso y no de producto. 

10.- Tras 25 años de vida queremos seguir creyendo que somos una comunidad. Por esta razón les invitamos a seguir insistiendo en el diálogo, principio que sentimos vulnerado cuando se resolvió la paralización interna, sin siquiera haber sido informados sobre la elección de nuevos representantes estudiantiles y sin reconocer el trabajo que en ese minuto estaba llevando a cabo Rectoría en conjunto con la Federación de Estudiantes, a través de tres mesas de negociaciones y la Escuela a partir de conversaciones con los delegados de curso. 

11.- Finalmente y según la experiencia de los últimos años, consideramos necesario hacer presente que las paralizaciones indefinidas pueden generar perjuicios para todas y todos los miembros de nuestra comunidad como: aumentos en las tasas de cuadros de salud mental, incremento de las tasas de reprobación de asignaturas, retrasos en los procesos de titulación, y especialmente situaciones de hostigamiento y tensión entre los propios estudiantes/compañeros. Respecto de estas últimas, les invitamos a promover una reflexión basada en el trato respetuoso entre pares y los demás miembros de la comunidad.

  • María Pilar Bruce Hoyuelos 
  • Claudio Elórtegui Gómez 
  • Daniel Jiménez Chávez 
  • Daniela Lazcano Peña 
  • Claudia Mellado Ruiz 
  • Carolina Paredes Flores 
  • Fernando Rivas Inostroza 
  • Pedro Santander Molina 
  • María Soledad Vargas Carrillo 
  • Enrique Aimone García

 

Documento original

27 abril, 2020

Comentarios

comments powered by Disqus