Noticia

Josefa Passadore: “Crecí mucho como foránea, soy una persona muy de familia y estar lejos de todos me hizo madurar bastante”

03 de Junio 2024

Durante el año 2023, Josefa Passadore Cajas, estudiante de cuarto año de la Escuela de Periodismo, se aventuró en un intercambio universitario en España. En esta entrevista, nos comparte sus vivencias para brindar una perspectiva a los alumnos interesados en emprender una experiencia similar.

¿Qué te motivó a realizar el intercambio?

– Me gusta mucho lo intercultural. Mi familia por parte paterna es italiana, así que siempre quise conocer de dónde vengo. Quise postular a Italia; lamentablemente, la universidad que quería no me convalidaba muchos ramos. Por eso, decidí estudiar en España. Aún así, el interculturalismo que hay allá es perfecto.

¿Cómo ayudó el intercambio a tu formación académica?

– En lo Audiovisual, adquirí muchos conocimientos teóricos. En Chile, aprendía mucho más lo práctico, pero en España pude profundizar sobre los distintos planos y efectos. También, en Radio, descubrí mucho de su historia en cuanto a innovación, así como sobre el periodismo organizacional.

Audiovisual es lo que más me atrae y me gusta. Además, siento que crecí mucho más en este ámbito, porque, en Chile hay contactos cuando nos hacían grabar un reportaje o alguna nota. En España estaba sola contra el mundo con una cámara y muchos españoles que muchas veces no me querían dar cuñas, ya que son mucho más reservados que los chilenos. Entonces, siento que crecí mucho y desarrollé mucha más personalidad.

¿Qué es lo que más destacas de la experiencia?

– El intercambio cultural. Crecí mucho como foránea, soy una persona muy de familia y estar lejos de todos me hizo madurar bastante. Lo que más valoro son las amistades que hice. Cuando uno está de intercambio, conoce a mucha gente de diferentes países. Por lo general, vas a conocer a mexicanos e italianos, que son los que más llegan. Son amistades que, creo, van a durar toda la vida. Hasta el día de hoy sigo en contacto con todos ellos, y eso lo valoro mucho. 

También, valoro mucho la conexión con los españoles. Hice muchos amigos en la universidad, porque aunque mucha gente dice que son pesados, la verdad es que son muy simpáticos. Solamente, son un poco cerrados al principio, pero me llevo muy buenas amistades.

¿Qué crees que fue lo más desafiante de afrontar durante el intercambio?

– El aprender a convivir con mi soledad. El intercambio tiene muchas cosas buenas, pero creo que lo más desafiante para mí, y para todos los que estamos en ese proceso, es que a veces nos sentimos solos. Veo a los compañeros de la universidad que ya tienen sus grupos de amigos formados y uno sabe que al final del día tiene que ir a casa para estar, comer, cocinar y hacer el aseo solo. Yo creo que eso fue lo más desafiante: saber estar sola y disfrutar la soledad.

Aun así, integrarme en la universidad fue más fácil de lo que pensé, porque la verdad es que mis compañeros de curso eran un encanto. Tenían una fijación con Chile, al igual que los profesores, porque muchos de ellos, que son periodistas, habían venido a seminarios acá. Cuando dijimos con mis compañeros que éramos chilenos, quedaron maravillados de inmediato. Se abrieron un poco más de lo que lo hacían con otros estudiantes de intercambio. Por ejemplo, nos invitaron a una fiesta de bienvenida. Entonces, no me costó mucho adaptarme a ellos.

Creo que nosotros somos mucho más abiertos, si llega un extranjero al país, lo recibimos con los brazos abiertos. Pero mis compañeros, dentro de lo reservados que suelen ser los españoles, conmigo fueron un siete.

¿Qué le aconsejarías a alguien que esté pensando en irse de intercambio?

– Bueno, que haga todo el papeleo con mucho tiempo de anticipación. Si piensa ir a cualquier país de Europa, que junte harta plata, porque el estilo de vida es más caro que en Chile. También, que investigue los lugares que quiere visitar en su EuroTrip. Además, que trate de salir y conocer a más gente, porque al final ellos serán sus compañeros de intercambio. También, que investigue si en la ciudad a la que va hay una agencia de Erasmus, ya que son los encargados de organizar eventos, fiestas, viajes, etc., para los estudiantes de intercambio. Ahí es donde realmente se conocen más amigos.

También, que esté preparado para el choque cultural que va a tener, porque a veces es muy fuerte. Hay muchos hábitos a los que no estamos acostumbrados. Creo que lo más grande es lo frías que pueden ser las personas, y eso puede hacer que uno se sienta más solo. En mi caso, que fui a Europa, uno tiene que entender que ellos son así y a veces no nos vamos a sentir tan cómodos con algunas cosas. 

Por ejemplo, en Chile, cuando viene una persona de afuera o un amigo, lo invitas a tomar once a la casa. En España, me di cuenta de que no, todo era de la casa para afuera. Si querían juntarse con los amigos, era para ir a un café o ir a tomar un vino, pero nunca logras entrar en la intimidad de las personas. Esa es su cultura al final.

Aun así, para los que piensan irse de intercambio, creo que será el mejor momento de su vida.